Confesó que comparte a su esposo con su mamá y hermana y estallaron las redes. ¿Qué opina la psicología?

Mundo 10 de octubre de 2021 Por Editor
Una mujer hace gala en las redes de su vida swinger, practicando el poliamor con su propia madre y su hermana menor, y generó tremenda polémica.

El poliamor, la pareja abierta y el movimiento swinger han tomado mucha difusión en los últimos tiempos. Mucha gente se anima a confesar que tienen una vida sexual amplia y sin autocensura, y que son felices aún dentro de una relación estable.

Pero sigue llamando la atención cada nuevo caso que se conoce. Y en particular, el de una  mujer que r3eveló no sólo que comparte a su marido con otras mujeres, sino que hasta lo hace con su propia familia.

Porque la chica tiene una madre joven y atractiva, que también es swinger, y le “presta” a su esposo cuando “no está de humor”. Una forma peculiar de poliamor, donde todo queda en familia.

La chica lo reveló en su cuenta de TikTok, donde tiene más de 133 mil seguidores. El primer video, donde revela su particular situación familiar, obtuvo 325 mil “me gusta”.

@madibrooks567

Don’t be mad it’s our lives #fypシ #4u #viral

♬ original sound - madi

“Mi madre y yo somos swingers y es genial, ¿sabes por qué? Porque cuando no estoy de humor puedo dejar que mi marido la tenga”, exp´lica la chica en la grabación, mientras su esposo abraza a su madre. “Sí, soy ese tipo de esposa. Dejo que mi marido la tenga un par de veces a la semana”, reafirmó.

En otro video vuelve a explicar que es su madre con quien comparte a su esposo, y para completar la idea de poliamor, pero dentro de su propia familia, cuenta que también lo deja “jugar” con su hermanita menor. Y hasta hay imágenes de varias de sus amigas que admiten que “entretienen” a su pareja cunado ella no tiene ganas.

Las publicaciones obtuvieron miles de “likes”, pero también dieron origen a muchos comentarios reprobando está práctica. También hubo varios usuarios que hicieron y publicaron sus propios videos, con el de la joven swinger y su madre de base, pero mostrando claramente con sus gestos el disgusto y asco que esto les provocaba.

Según informaron medios estadounidenses, los papás de Madi Brooks hacían lo mismo desde que ella era pequeña, por lo que para ella es una práctica normal con su familia.

¿QUE HAY DETRÁS DE LA PERSONALIDAD SWINGUER?

Según expone el psicólogo Juan Barrera para el sitio psicoactiva: De acuerdo a las características que he observado en el consultorio, son personas que se sienten incapaces de poder satisfacer las necesidades íntimas de su propia pareja de forma personal, por lo cual buscan a alguna(s) persona o personas que les ayuden a completar esta labor (por ello hablo de la metáfora de manejar el auto en líneas anteriores).

Presentan diferencias en sus temperamentos sexuales y el hecho de tener sexo en grupo les equilibra de una u otra forma.  Tienen ciertas desventajas que les impiden relacionarse con su propia pareja en el terreno de lo personal y deciden recurrir a hacerlo entonces en un ambiente grupal y lleno de imaginería.  En ocasiones debido a esa percepción de no poder satisfacer o llenar a su pareja, esto se convierte en una incapacidad más bien física y real, en donde se utiliza como recurso el sexo grupal  para poder completar la tarea con la pareja.

Inconscientemente, presentan algunos conflictos con su propia identidad sexual corriendo en un continuo en donde pueden ser potencialmente: heterosexuales, homosexuales o bisexuales.  Parten del supuesto en donde quienes intervienen en el sexo grupal, no son hombres o mujeres, sino un cuerpo para amar.

Pueden presentar una o varias parafilias en una mezcla de comportamientos en un mismo acto: observar, ser observado, excitarse imaginando a la pareja con otra persona, escuchar los gemidos, tocar, oler, lamer las secreciones o humores dejadas por otra persona en la pareja (, etc.

De forma inconsciente también, presentan algunos rasgos paranoicos en donde comparan su propio desempeño sexual con quienes le ayudan a completar la tarea de satisfacer a su pareja.  Y presentan algunos conflictos con respecto a enamorarse.  He tenido casos en donde, aunque la regla es no mezclar emociones y sentimientos durante la actividad de sexo grupal, terminan enamorándose de otra pareja que no es la propia con quien puede establecer un compromiso emocional aunque se siga la no exclusividad sexual.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE:

Editor

www.culred.com

Te puede interesar