"Para romper con los estereotipos": lleva un año sin depilarse el bigote y las cejas y lo muestra en redes

Mundo 18 de julio de 2021 Por Editor
Una danesa decidió no depilarse los bigotes ni las cejas como protesta al estereotipo de “mujer ideal”. Se trata de Eldina Jaganjac, de 31 años, quien vive en Copenhague. “Si un hombre no se afeita y no se depila las cejas, nadie se da cuenta ni comenta nada, y no es nada fuera de lo común”, destaca.

La joven creció en una pequeña ciudad en donde se esperaban que todos cumplieran con las expectativas sociales y tuvieran aspectos deseados, según informó The Sun. Pero a medida que fue creciendo comenzó a sentirse frustrada, porque veía que muchas personas esperaban que ella invirtiera dinero y tiempo en mantener un tipo de apariencia.

“Al igual que muchas otras mujeres, aprendí a controlarme. Por ejemplo, antes no me sentía cómoda si salía a la calle y mis cejas no tenían el tamaño aceptado. O no iba al gimnasio a menos que mis piernas estuvieran afeitadas”, contó. Por eso, en marzo de 2020, Eldina decidió dejar de depilarse el vello entre las cejas y los pelos del labio superior y publica fotos en su cuenta de Instagram. Aunque a ella no le interesa lo que las personas opinen sobre su aspecto, sí admite que muchos hombres le gritaron en la calle: “Depilate eso”.

“Al principio eso fue incómodo. También me gritaron algunos adolescentes, pero no fue nada importante. Creo que es difícil entender los roles de género cuando sos adolescente y estás creciendo, así que creo que ver a una mujer haciendo algo que se considera ‘menos femenina’ los confunde y comienzan a cuestionar sus propias normas de qué significa ser un hombre”. Aunque la joven relató que también hubo personas que le dijeron que era “genial” lo que hacía, algunos adultos la miraban como si tuviera “una tercera cabeza”.

Eldina considera su vello facial una “bendición” para las citas, dado que le permiten darse cuenta de si sus pretendientes son “conservadores” que se desaniman rápidamente por su apariencia. “Opté por centrarme en mis metas y no en cómo me veo. Antes de dejar que mi ‘uniceja’ creciera, sentía que había opciones extremadamente limitadas sobre cómo se suponía que debían verse las mujeres”, indicó.

Según explicó, en cuanto tomó la decisión de dejarse crecer el vello facial, muchos amigos le dijeron que no estaban de acuerdo.

La danesa asegura que no tiene miedo de ser “diferente” entre la multitud, pero insistió en que es importante que las personas elijan si quieren o no depilarse. “Hacé lo que sea cómodo para vos y los amigos adecuados se quedarán. No creo que sea justo gastar tiempo y dinero solo para ser visualmente aceptable”.

Finalmente, completó: “Creo que tenemos que hacernos la pregunta: ‘¿Por qué nosotros, como sociedad, consideramos tan importante que las mujeres eliminen el vello de sus cuerpos?’ Creo que esto debería ser irrelevante, ya que hay otras cosas más importantes en las que centrarse”.

LA NACION

Editor

www.culred.com

Te puede interesar