Según el presidente de la Fundación Ford, si EEUU no cambia el capitalismo, se enfrentará a "la desesperanza y el fin de la sociedad"

Mundo 01 de junio de 2021 Por Editor
Darren Walker afirma que los ricos deben preguntarse a sí mismos cuánto dinero y poder quieren ceder.

El sistema capitalista en Estados Unidos se enfrenta a una gran necesidad de reformas, asegura Darren Walker, presidente de la Fundación Ford, organización benéfica que financia programas para promover la democracia, reducir la pobreza e impulsar el desarrollo humano.


Dave Kotinsky / Gettyimages.ru

El exbanquero afirmó en declaraciones a YahooFinance que, a pesar de que cree que "no hay mejor mecanismo de organización económica que el capitalismo", debe reconocer sus deficiencias y la realidad de que Estados Unidos "nunca ha dado oportunidades al verdadero capitalismo".

Según el ejecutivo, hace falta una nueva forma de capitalismo de interesados ('stakeholder capitalism'), que reconoce la importancia de todas los participantes, incluidos los "empleados, las comunidades y los suministradores".

"Las juntas directivas de las corporaciones deben modificarse. Hace un año un tercio de las empresas del índice Standard &Poor's no tenían ni un solo director afroamericano. Les aseguro que, si no hay representación en la junta, es poco probable que vean cambios sostenibles y materiales en la dirección ni en la compañía en general", explicó.


Las reglas deben cambiar, sostuvo, para que todos tengan la oportunidad de competir en igualdad de condiciones. Con este fin, los ricos y privilegiados deben preguntarse a sí mismos "cuánto poder y dinero quieren ceder".

"Me alegra vivir en un país donde un niño pobre como yo nació en el 1% de abajo y ahora estoy en el 1% de arriba. Y esto solo puede pasar en EE.UU. Pero si queremos que esto siga pasado debemos dejar de acumular todas los privilegios y todos los activos", explicó.

Para que la escalera de oportunidades continúe funcionando, dijo, hay que desarrollar un sistema que "no intensifique las ventajas de los ya aventajados" y "no agrave las desventajas de los ya desfavorecidos, particularmente los desfavorecidos históricamente".

Por lo tanto, es necesario cambiar los sistemas que producen y reproducen la desigualdad: la educación y el sistema financiero. Según Walker, hay algo "fundamentalmente incorrecto" en un sistema en el que los estadounidenses privilegiados se han vuelto aún más ricos durante la pandemia de covid-19, mientras la mayoría ha sufrido pérdidas financieras.

"A fin de cuentas, la esperanza y las aspiraciones alimentan a nuestra sociedad. La esperanza es el oxígeno de la democracia. Y si lo permitimos, la desesperanza será el fin de nuestra sociedad", auguró.

Fuente: RT

PODRÍA INTERESARTE:

Editor

www.culred.com

Te puede interesar