“Quiero enseñar la mierda que es el cigarro electrónico”: el relato de una chica que se volvió viral

Mundo 09 de noviembre de 2022 Por Editor
Mostró en redes sociales las consecuencias del “vapeo”. Fue internada tras sufrir un enorme daño en su organismo.

Pese a que está prohibido en muchos lugares del mundo y sus efectos nocivos están probados en varios estudios, el cigarrillo electrónico es una de las alternativas usadas para dejar el “pucho” o al menos eso se argumentaba apenas aparecieron los vapeadores.

Su uso causa problemas como el tabaco, por lo que se pone en riesgo la vida.

Una joven de nombre Nicole se volvió viral en las últimas horas luego de publicar en redes sociales que sufrió un enorme daño luego de ser hospitalizada por consumir cigarros electrónicos.

“Hace una semana me hospitalizaron por un enfisema subcutáneo en las vías respiratorias (es tener una perforación en la tráquea o pulmón, lo que me causó muchísimo dolor y no poder respirar nada y también burbujas de aire entre mis capas de piel). Este enfisema solo es causado por dos cosas: el vapeo o un golpe fuerte en el cuello, cosa que no me pasó”, relata.

La joven contó en sus redes sociales que estuvo dos días esperando a ver si la fuga se cerraba sola y llegó a tiempo al hospital.

“Son de esas cosas que dices wey, no me va a pasar a mí, wey yo no fumo tanto. Yo tampoco fumaba tanto y en dos días valí maisss. Por favor gente, si lo pueden dejar ya, déjenlo. Hasta el cigarro es mucho mejor, pero estas madres ni sabemos de qué están hechas”, expresó.

Nicole invitó a sus seguidores a investigar más acerca de los daños del vapeo, ya que cada vez hay más casos como el de ella.

“Por favor, déjenlo, this shit is real hard shit, duele y sientes que te vas a morir, porfa investiguen y déjenlo”, compartió.
Los cardiólogos europeos han emitido una severa advertencia sobre los peligros de los cigarrillos electrónicos, especialmente para los jóvenes, ya que los resultados de una nueva investigación muestran el daño que causan al cerebro, corazón, vasos sanguíneos y pulmones.

El estudio, que se publica en el “European Heart Journal”, la revista de la Sociedad Europea de Cardiología, también identifica algunos de los mecanismos involucrados, para los cuales hasta ahora ha habido información limitada.

El profesor Thomas Münzel, del Departamento de Cardiología del Centro Médico Universitario de Mainz (Alemania), que ha dirigido el estudio, señala que los cigarrillos electrónicos son tan peligrosos y adictivos que los países deberían considerar prohibirlos, como ya han hecho países como India, Brasil, Singapur, México o Tailandia.

“Necesitamos centrarnos en la juventud porque este es, con mucho, el mercado más grande -advierte-. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, más de 3,6 millones de niños de ese país usan cigarrillos electrónicos, con un salto del 11,7% al 20,8% entre los estudiantes de secundaria que informan el uso de cigarrillos electrónicos desde 2017 hasta 2018.En el Reino Unido, el 1,6% de las personas de entre 11 y 18 años usa cigarrillos electrónicos más de una vez por semana, en comparación con el 0,5% de 2015″.

“El vapeo, que inicialmente estaba destinado a ayudar a los fumadores a dejar de fumar tabaco, se convirtió en un moda entre los jóvenes en los Estados Unidos, que conduce a la adicción a la nicotina, incluso entre aquellos que no habían fumado antes”, añade.

El profesor Münzel señala que los gobiernos deberían evitar que los jóvenes tengan acceso a los productos del tabaco, gravarlos fuertemente, frenar su comercialización, educar a los adolescentes y sus familias sobre los peligros de estos productos e intensificar la investigación sobre las consecuencias adversas para la salud del vaporizador. “No podemos permitir que toda una generación se vuelva adicta a la nicotina”, alerta.

El profesor Münzel y sus colegas investigaron el efecto del vapor del cigarrillo electrónico sobre el flujo sanguíneo en la arteria braquial en la parte superior del brazo en 20 fumadores sanos antes de vaporizar un cigarrillo electrónico y luego 15 minutos después.También midieron lo rígida que se volvía la arteria.

¿CAUSA CÁNCER EL USO DE LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS?
Los científicos todavía están aprendiendo acerca de cómo los cigarrillos electrónicos afectan la salud cuando son usados por un largo plazo. Es importante saber que el aerosol (“vapor”) del cigarrillo electrónico contiene algunos químicos causantes de cáncer, aunque en cantidades significativamente más bajas que en el humo del cigarrillo, publica cancer.org.

¿PUEDEN LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS AYUDAR A LAS PERSONAS A DEJAR DE FUMAR?
Actualmente, los cigarrillos electrónicos no están aprobados por la FDA para ayudar a dejar de fumar. Esto es porque aún no hay suficiente investigación o evidencia al respecto. Por otro lado, hay una gran cantidad de evidencia contundente que indica que el uso de medicación aprobada por la FDA contra el tabaquismo pueden ser eficaces en ayudar a la gente a dejar de fumar, especialmente cuando son acompañadas de asesoría y apoyo emocional.

¿SON PELIGROSOS LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS?
Los cigarrillos electrónicos son la forma más común de sistemas electrónicos de administración de nicotina (SEAN) y sistemas electrónicos sin nicotina (SESN), pero existen otros, como los cigarros electrónicos y las pipas electrónicas. Los SEAN contienen cantidades variables de nicotina y emisiones nocivas, publica la OMS.

Las emisiones de los cigarrillos electrónicos generalmente contienen nicotina y otras sustancias tóxicas que son nocivas tanto para los usuarios como para los no usuarios que están expuestos a los aerosoles ajenos. Se ha encontrado que algunos productos de los que se afirma que carecen de nicotina (SESN) contienen nicotina.

El consumo de nicotina en niños y adolescentes causa efectos perjudiciales para el desarrollo del cerebro, lo que tiene consecuencias a largo plazo para dicho desarrollo y puede dar lugar a trastornos del aprendizaje y de ansiedad.

La nicotina es altamente adictiva y algunas pruebas sugieren que los menores que nunca han fumado y usan SEAN pueden duplicar sus posibilidades de comenzar a fumar cigarrillos de tabaco más adelante.

Los datos científicos revelan que estos productos son perjudiciales para la salud y no son seguros. Sin embargo, es demasiado pronto para proporcionar una respuesta clara sobre el efecto a largo plazo de usarlos o estar expuesto a ellos. Algunos estudios recientes indican que el uso de SEAN puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca y trastornos pulmonares. La exposición a la nicotina en mujeres embarazadas puede tener consecuencias similares para el desarrollo cerebral del feto.

El uso de SEAN también puede exponer a los no fumadores y transeúntes a la nicotina y otras sustancias químicas nocivas.

Los SEAN también se han relacionado con una serie de lesiones físicas, incluidas quemaduras por explosiones o mal funcionamiento, cuando los productos no tienen el comportamiento esperado o son manipulados por los usuarios.

La exposición accidental de los niños a los líquidos electrónicos de los SEAN plantea riesgos graves, ya que estos dispositivos pueden tener fugas, o los niños pueden ingerir el líquido electrónico venenoso.

¿LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS SON MÁS O MENOS PELIGROSOS QUE LOS CIGARRILLOS DE TABACO CONVENCIONALES?
La Organización Mundial de la Salud indica: “Tanto los productos de tabaco como los SEAN plantean riesgos para la salud. El enfoque más seguro es no consumir ni usar ninguno de ellos”.

Es probable que los niveles de riesgo asociados con el uso de SEAN o productos de tabaco dependan de una serie de factores, algunos de ellos relacionados con los productos utilizados y otros con el usuario individual. Esos factores incluyen el tipo y las características del producto, cómo se utilizan los productos, incluida la frecuencia de uso, cómo se fabrican los productos, quién está utilizando el producto y si las características del producto se manipulan después de la venta.

La toxicidad no es el único factor a la hora de evaluar el riesgo de la exposición a las emisiones de los SEAN para una persona o población. Esos factores pueden incluir las posibilidades de abuso o manipulación del producto, el uso por parte de niños y adolescentes que de otro modo no habrían usado cigarrillos, el uso simultáneo con otros productos de tabaco (uso combinado o policonsumo), y los niños y adolescentes que siguen consumiendo productos de tabaco después de la experimentación con SEAN. Además, no todos los SEAN son iguales, y los riesgos para la salud pueden diferir de un producto a otro, y de un usuario a otro.

La Voz

PODRÍA INTERESARTE

Editor

www.culred.com

Te puede interesar