Quienes son los 10 judíos más influyentes del mundo

Mundo 28 de septiembre de 2022 Por Editor
El diario The Jerusalem Post elaboró el listado de las personalidades más destacadas del año, entre las que se destacan el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, y el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken

En medio de las celebraciones por el Año Nuevo judío, el diario israelí The Jerusalem Post presentó su lista de los judíos más influyentes de 2022. Según indicó el periódico, la selección de las personalidades busca mostrar “la diversidad de la nación judía”.

En el ranking hay desde jefes de Estado -como el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky- y diplomáticos, hasta miembros del mundo del arte, la medicina, la literatura y la ciencia, entre otros.

 A continuación, los 20 judíos más influyentes del año, según The Jerusalem Post.

1-Volodimir Zelensky, presidente de Ucrania

“No hay muchos líderes políticos que se vean elevados a la categoría de icono, pero el Presidente ucraniano Volodimir Zelensky se ha convertido en uno de ellos este año”, afirma el diario israelí.

El mandatario llegó al poder en 2019 en medio de varios interrogantes, ya que venía del mundo del espectáculo. Sin embargo, a poco de asumir tuvo que hacer frente a una brutal invasión iniciada por Rusia el pasado 24 de febrero. Lejos de sucumbir ante las amenazas del régimen de Putin y de los sanguinarios ataques de las tropas rusas, Zelensky desde el primer momento encabezó la férrea defensa que presentaron las fuerzas ucranianas.

“Su dureza y coraje se han convertido en leyenda y le han valido comparaciones con Winston Churchill”.

Además de la contundente respuesta militar, que llevó a las tropas ucranianas a recuperar gran parte del territorio invadido por Rusia, a Zelensky también se le atribuye haber logrado que Estados Unidos y la Unión Europea impusieran sanciones sin precedentes contra el régimen de Putin, mediante un sofisticado efectivo uso de los medios de comunicación y la diplomacia.

“Las naciones del mundo libre, inspiradas por el ejemplo del presidente Zelensky, están más unidas, más decididas y más decididas que en ningún otro momento de la historia reciente”, escribió el presidente estadounidense Joe Biden en la revista Time en mayo.

El presidente ucraniano es hijo de padres judíos. De hecho, el padre de su abuelo fue asesinado en el Holocausto.

Para justificar la sanguinaria invasión, los propagandistas rusos afirmaban -y afirman- que las tropas de Putin están luchando para “desnazificar” a Ucrania. Un argumento rechazado tanto por la comunidad internacional como por el arco político ucraniano, y por toda la sociedad en general, que se pregunta cómo es posible que su país sea un Estado nazi si está dirigido por un presidente judío.

“Mientras sigue dirigiendo a Ucrania en la lucha contra Rusia (…) Zelensky es una de las personas más influyentes del mundo actual, no sólo el judío más influyente del mundo”, concluye The Jerusalem Post.


Yair Lapid, primer ministro de Israel (REUTERS/Mike Segar)

2-Yair Lapid, primer ministro de Israel

En sus 10 años como líder de Yesh Atid, la carrera del mandatario estuvo marcada por los altibajos. Sin embargo, el periódico israelí destaca que después de las últimas elecciones, “tuvo la paciencia y la sabiduría de dejar que Naftali Bennett fuera el primero en una rotación para la jefatura de gobierno”.

Cuando muchos creían que Lapid no asumiría el cargo, en junio se convirtió en primer ministro del gobierno interino, lo que le permitirá presentarse en los próximos comicios parlamentarios de noviembre como titular.

Previamente se desempeñó como ministro de Exteriores. Durante su gestión reforzó los Acuerdos de Abraham tras la celebración de una cumbre regional sin precedentes con los ministros de exteriores de Marruecos, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto, en el Negev. Ese histórico encuentro también contó con la participación del secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken.

The Jerusalem Post también destaca las relaciones que Lapid ha mantenido con Estados Unidos, al recordar que “se ha enfrentado a la administración Biden cuando ha considerado que Washington estaba cruzando una línea”. El diario isrealí se refiere puntualmente al pedido que hizo la Casa Blanca a Israel para que revisara las normas de combates de las Fuerzas de Defensa (FDI) tras la muerte de una periodista de la cadena Al Jazeera.

Ese medio también valoró la respuesta del gobierno de Lapid a las amenazas terroristas provenientes de la Franja de Gaza: “Bajo su liderazgo, la Operación Amanecer de las FDI llegó a su fin en tres días, con una presión internacional mínima y con un daño significativo para la Yihad Islámica”.


Elisabeth Borne, primera ministra de Francia (Bertrand GUAY/Pool via REUTERS)

3-Élisabeth Borne, primera ministra de Francia

Hija de un sobreviviente del Holocausto, Borne se convirtió en mayo de este año en la segunda mujer en asumir el cargo de primera ministra de Francia al ser nombrada por el presidente Emmanuel Macron.

En 1991 fue asesora técnica de Lionel Jospin, y ministra de Educación en el gobierno de Édith Cresson. También trabajó como directora general de urbanismo en el Ayuntamiento de París entre 2008 y 2013, y fue jefa de gabinete de Ségolène Royale, entonces ministra de Ecología.

Sus tres últimos cargos fueron los de Ministra de Transportes, Ministra de Transición Ecológica e Inclusiva y luego Ministra de Trabajo.


Thomas Nides, embajador de EEUU en Israel (REUTERS/Ammar Awad)

4-Tom Nides, embajador de EEUU en Israel

Desde 1990, Tom Nides fue incursionando entre la política y las finanzas. Pero siempre que estuvo en Washington, se ocupó de temas relacionados con Israel. Durante el gobierno de Barack Obama fue el número dos del Departamento de Estado, y a menudo oficiaba como intermediario entre Washington y Jerusalén. Pero cuando Joe Biden llegó a la Casa Blanca, presionó activamente para ser enviado a Israel. No quería otro puesto: sólo le interesaba ser embajador en ese país.

Según declaró el propio Nides, una gestión exitosa como embajador significaría “la continuación del vínculo inquebrantable entre Israel y Estados Unidos”.

Pese a su estrecho lazo con Israel, en los últimos tiempos ha tenido que mediar en una serie de temas en los que los gobiernos de Biden y Lapid han tenido ciertos desencuentros.

En las últimas semanas, con el aumento de la violencia palestina que emana de Cisjordania, se han producido algunas tensiones entre Israel y Estados Unidos sobre cómo responder. “Nides ha tenido que lanzar mensajes que al primer ministro Yair Lapid y al ministro de Defensa Benny Gantz no siempre les ha gustado escuchar”. Por ejemplo cuando el Departamento de Estado pidió a las FDI que reexaminaran sus reglas de enfrentamiento, tras la muerte de la periodista palestina Shireen Abu Akleh.

Otro tema que preocupa por estos días a Israel es el posible retorno a un acuerdo nuclear con Irán. Al respecto, Nides recordó a las autoridades israelíes que “Biden ha dejado claro que no dejará que Irán consiga un arma nuclear”.

El embajador norteamericano, quien elogió el reciente viaje de Biden a Israel, también sostuvo que Washington hará todo lo posible para evitar un conflicto entre Israel y el Líbano por las conversaciones sobre la frontera marítima.


Benjamin Netanyahu, ex primer ministro de Israel (REUTERS/Ammar Awad)

5-Benjamin Netanyahu, ex primer ministro de Israel

El actual líder de la oposición busca volver al poder. De cara a las elecciones parlamentarias de noviembre, por el momento lidera con amplio margen las encuestas, a pesar de los juicios en curso por cargos de corrupción durante su Gobierno.

Además, aunque la mayoría de los sondeos arrojan que aún le faltarían los 61 diputados necesarios para formar una coalición mayoritaria, Netanyahu aprovechó los días previos a que los partidos presentaran sus listas para conseguir que las facciones enfrentadas se fusionaran de modo que no se desperdiciara ningún voto dentro de su bloque.

Asimismo, pese a que no se presentará como titular por primera vez desde 2009, el campo electoral sigue estando organizado mayoritariamente entre “Sí Bibi” y “No Bibi”.

Pero mientras Netanyahu, quien gobernó Israel durante 15 años -12 de ellos de forma consecutiva-, continúa trabajando para volver a Balfour, el primer ministro Lapid aprovecha cada aparición pública para defender su política sobre cómo contrarrestar un nuevo acuerdo nuclear, asegurando que está siendo más efectiva que la que empleó en su momento el ex premier en 2015.


Dana Walden (izquierda), presidenta de Disney General Entertainment Content (REUTERS/Jeenah Moon)

6-Dana Walden, presidenta de Disney General Entertainment Content

Como presidenta de Disney General Entertainment Content, la empresaria norteamericana, de 58 años, supervisa la creación de la enorme colección de contenidos de Disney. Anteriormente se había desempeñado como presidenta y consejera delegada de Fox Television Group; durante su gestión llevó a Fox Broadcasting Company del cuarto al primer puesto.

En la cadena 21st Century Fox permaneció por 25 años: en esas dos décadas y media los estudios lograron 184 Emmys, 29 Globos de Oro, 17 premios del Sindicato de Actores, 24 Peabody y premios Humanitas.

En una reciente entrevista Walden sostuvo que “es un momento fenomenal para estar en el negocio de los contenidos”.


Ronald Lauder, líder del Congreso Judío Mundial (Jonas Ekstromer/TT News Agency via REUTERS)

7-Ronald Lauder, líder del Congreso Judío Mundial

The Jerusalem Post destaca que Lauder, quien preside el Congreso Judío Mundial (WJC, por sus siglas en inglés) desde 2007, “posee una poderosa voz de claridad moral, que ejerce influencia en una amplia gama de cuestiones relacionadas con Israel y la diáspora, especialmente en Estados Unidos, donde tiene su sede”.

Como presidente de la WJC, que representa a las comunidades judías de 106 países, Lauder se reúne regularmente con jefes de Estado, primeros ministros y representantes gubernamentales “para debatir y avanzar en las causas que preocupan a los judíos y a las comunidades judías a nivel internacional”.

Filántropo internacional, inversor, coleccionista de arte y antiguo funcionario público, Lauder demuestra su profundo compromiso con su judaísmo a través de numerosas iniciativas filantrópicas en Israel, Estados Unidos y el resto del mundo.

De 1983 a 1986, fue subsecretario de Defensa para Asuntos Europeos y de la OTAN, y en 1986 fue nombrado embajador de Estados Unidos en Austria por el presidente Ronald Reagan. En ese puesto, creó fuertes lazos diplomáticos entre Estados Unidos y Austria.

En 1987, creó la Fundación Ronald S. Lauder, que apoya escuelas, campamentos y centros comunitarios judíos en Austria, Bielorrusia, Bulgaria, la República Checa, Alemania, Grecia, Hungría, Polonia, Rumania, Eslovaquia y Ucrania.

En 1997 fue elegido presidente del Fondo Nacional Judío y, tras un exitoso mandato de 10 años, se convirtió en presidente de la junta directiva, cargo que aún ocupa. También es presidente de la Fundación Conmemorativa de Auschwitz-Birkenau, que apoya la conservación de los restos del antiguo campo de exterminio nazi alemán.

“El mundo es un lugar muy peligroso y volátil en estos momentos, en casi todos los frentes: una guerra furiosa, una crisis energética en Europa, una desinformación y una polarización política constantes (…) El mundo judío se enfrenta a todos esos retos, pero también se enfrenta a la creciente amenaza del odio a los judíos que no se controla en las redes sociales. Y se está enconando en el mundo académico y en los campus universitarios, donde el movimiento antisemita y anti-Israel está creciendo”, opina.

Y considera que se necesita un Plan Marshall para Medio Oriente, “lo que significa la paz a través de la prosperidad compartida”: “Una región más segura gracias a la ampliación de los Acuerdos de Abraham, y una paz basada en el desarrollo económico entre Israel y sus nuevos socios y el pueblo palestino”.


Antony Blinken, secretario de Estado norteamericano (REUTERS/David 'Dee' Delgado)

8- Antony Blinken, secretario de Estado norteamericano

El reto más importante del jefe de la diplomacia norteamericana ha sido -y es- la guerra entre Rusia y Ucrania. Estados Unidos encabezó las condenas contra el régimen de Putin a nivel internacional, e impuso sanciones sin precedentes, incluso a su industria energética y bancaria.

La labor diplomática de Blinken incluyó visitas a Kiev, la coordinación de la ayuda estadounidense a Ucrania y un esfuerzo diplomático para aceptar a Suecia y Finlandia como miembros de la OTAN ante las amenazas rusas.

En paralelo, la delegación norteamericana sigue de cerca las negociaciones en curso para el retorno de Irán al acuerdo nuclear, algo a lo que se opone Israel.

Entre todo esto, Blinken también llegó a Israel a principios de este año para participar en la primera Cumbre del Negev con representantes de los países de los Acuerdos de Abraham para reforzar sus acuerdos y explorar formas tangibles de lograr una mayor cooperación, incluso con Jordania y Egipto.


Rivka Friedman, jueza del Tribunal de Distrito de Jerusalén

9- Rivka Friedman, jueza del Tribunal de Distrito de Jerusalén

La magistrada encabezó el juicio por corrupción contra el ex primer ministro Benjamin Netanyahu. En su extensa carrera ya condenó a un ex premier, Ehud Olmert, a quien sentenció a prisión.

Aunque en su momento reconoció las contribuciones de Olmert al país, Friedman-Feldman -y el tribunal- argumentaron que debía ser condenado para restaurar la fe pública en el sistema.

También formó parte del panel de jueces que en 2001 condenó al ex ministro de Defensa Yitzhak Mordechai por acoso y agresión sexual. Cuando la mayoría de los jueces decidieron darle sólo una sentencia suspendida, ella votó con la minoría para darle tiempo de cárcel real.


Adena Hefets, fundadora y CEO de Divvy Homes

10- Adena Hefets, fundadora y CEO de Divvy Homes

Con su emprendimiento, ayuda a estadounidenses de bajos ingresos a convertirse en propietarios de una vivienda. A través de Divvy las personas eligen la casa que les gustaría adquirir, la empresa la compra por ellos, y luego se la alquila a los interesados mientras obtiene los pagos iniciales de forma gradual. El objetivo es permitir al comprador la transición a una hipoteca tradicional.

La motivación de Hefets para desarrollar Divvy proviene de su experiencia personal con el problemático mercado de la vivienda en Estados Unidos. Sus padres se conocieron en Israel; cuando se trasladaron a Estados Unidos, su familia no pudo obtener una hipoteca. Por ello, se vieron obligados a recurrir a la financiación del vendedor -un proceso arriesgado y a menudo depredador- para poder adquirir una vivienda. En una reciente entrevista en un podcast, recordó que su familia tenía que vivir “de cheque en cheque” y no podía ahorrar.

Hefets aprendió rápidamente que ser propietario de una vivienda puede ser uno de los principales factores para que las familias de bajos ingresos se enriquezcan.

En el mercado actual, con los tipos de interés hipotecarios al alza, Divvy se enfrenta a una demanda creciente: “Los tipos hipotecarios están subiendo y los precios de las viviendas han aumentado de forma bastante constante en los últimos dos años. La razón por la que eso ayuda a impulsar la demanda [de los servicios de Divvy Homes] es que cuanto más suben los tipos de las hipotecas, y cuanto más suben los precios de las viviendas, más difícil es conseguir una hipoteca”, explicó en una entrevista para el premio Inman Innovator Award que ganó en agosto.

 El presidente de Israel, Isaac Herzog, y su esposa Michal (Geoff Pugh/Pool via REUTERS)

Con información de Infobae

Editor

www.culred.com

Te puede interesar