La escalofriante confesión del chico que mató a una nena de 10 años

El adolescente de 14 años acusado de abusar y matar a una nena de 10 realizó una escalofriante declaración del crimen. La Justicia lo considera un peligro para la sociedad.

Mundo 02/05/2022 Editor Editor

Una nena de 10 años fue abusada sexualmente y asesinada cuando caminaba desde la casa de su tía a su vivienda. Por el hecho detuvieron a un vecino de la mujer, que tiene 14 años y confesó el hecho. Asimismo, el adolescente realizó un escalofriante relato sobre el crimen.

Lily Peters fue asesinada cuando salió de la casa de su tía ubicada en Chippewa Falls, en Wisconsin, Estados Unidos. Su familia denunció su desaparición el domingo y el lunes la Policía encontró el cuerpo.

Por el hecho fue detenido un vecino de la tía, de 14 años, que conocía a Lily. El joven confesó el hecho y sostuvo que lo había planificado.

El domingo por la noche el joven comenzó a seguir a la niña cuando salió de la casa de su tía. Cuando la alcanzó la golpeó en el abdomen, la tiró al piso, le pegó con un palo y antes de estrangularla hasta la muerte, abusó sexualmente de ella.

Esa declaración fue la que escucharon en el tribunal de Estados Unidos quienes quedaron sorprendidos ante la frialdad del muchacho. Debido a que representa un peligro para la sociedad, le impusieron a la familia una fianza de un millón de dólares.

El niño está acusado de homicidio intencional en primer grado, agresión sexual en primer grado y agresión sexual en primer grado de un menor de 13 años que resultó en daños corporales graves

Mdzol

Te puede interesar
Lo más visto
ec5bff70-c8fc-11ee-8c88-f52553799a97

“Mi cerebro funciona como una computadora que tiene el monitor apagado”: el médico que tiene afantasía, la condición que le impide a las personas soñar

Editor
19/02/2024

A primera vista esta trillada expresión popular parece una verdad incontrovertible, pues quién al posar su cabeza sobre la almohada o al cerrar los ojos en su puesto de trabajo o en el bus no ha terminado transportado, como por arte de magia, a una paradisíaca playa o se ha visto anotando un gol en el Mundial de Fútbol junto a su estrella más admirada.