Una mujer trans que está presa por asesinato dijo que se autopercibe “como bebé” y pide papilla

Curiosidades 13 de abril de 2022 Por Editor
Sophie Eastwood, de 36 años, fue condenada a perpetua en una prisión de Escocia por haber asesinado a su compañero de celda con cordones de zapatos. Ya le dieron un chupete.

Sophie Eastwood, una asesina trans de 36 años que fue condenado a cadena perpetua por haber estrangulado a su compañero de celda con los cordones de sus zapatos, dice que se autopercibe ahora como bebé. Por eso, exige a las autoridades ser tratada como tal: “usar pañales y comer papilla”.

Este no es el único pedido de la mujer detenida en la cárcel de Polmont, en Escocia. También les pide a los guardias que la tomen de la mano cuando la escoltan fuera de su celda.

La historia de Sophie Eastwood
Sophie Eastwood comenzó su transición en la cárcel hace cuatro años. Aún se llamaba Daniel cuando asesinó a su compañero de celda, Paul Algie, de 22 años, en 2004.

Entonces estaba detenida en un instituto para jóvenes delincuentes por conducción peligrosa. A un mes de cumplir su condena, estranguló a Algie con una fuerza “considerable y prolongada”, según el Daily Records.

En ese momento, el personal carcelario estaba tan preocupado por la violencia que había utilizado, que la llamaron el “Hannibal Lecter junior”, sostiene el diario británico.

Por eso, Sophie fue encarcelado de por vida y el Tribunal Superior de Glasgow le ordenó cumplir un mínimo de 15 años. Actualmente, ya pasó más de 17 años tras las rejas.

Qué dice la cárcel sobre la presa que se identifica como bebé
En 2016, durante una sesión con el psicólogo, Eastwood se dio cuenta de que no era un hombre gay, sino que se autopercibía como mujer. Desde entonces, lleva adelante un tratamiento hormonal y desde 2018 cumple su pena en una unidad solo para mujeres.

Sin embargo, Eastwood afirma ahora que se identifica como un bebé y reclama ser tratada así. Los directivos de la cárcel, cada vez más atentos al respeto de los derechos humanos, se están tomando seriamente sus solicitudes y hasta ya le dieron un chupete.

“Esta prisionera ha sido difícil y manipuladora a lo largo de los años, razón por la cual todavía está en prisión después de 17. Ella decidió que sería ‘trans’ de hombre a mujer, lo que se está volviendo más común en las cárceles en estos días”, le dijo una fuente al Daily Record. “Pero obviamente esto es algo completamente diferente y el Servicio de Prisiones de Escocia no tiene un protocolo para tratar con los presos que deciden que son bebés”.

Según esta persona, Eastwood “es una persona compleja e inteligente” que “disfruta ser el centro de atención”.“Es difícil saber si realmente siente una inclinación natural a que la traten como a un bebé o si es solo una especie de búsqueda de atención”, continuó.

Desde la cárcel, indicaron que por ahora no tienen intención de ponerla en un régimen penitenciario abierto. Y, sobre esto, detallan que no tiene que ver con una cuestión de género, sino que se debe a que ella “se niega a seguir las reglas y no muestra ninguna disposición para vivir en una sociedad normal”.

Sophie Eastwood denuncia transfobia
La propia presa afirmó por su parte al Daily Records que la discriminan por trans y que ya habría quedado en libertad condicional si hubiese seguido siendo hombre.

“En enero de 2020, cumplí con todos los criterios estándar para pasar a condiciones menos seguras, excepto ser biológicamente mujer. El servicio penitenciario quería que me hiciera una evaluación psicológica porque no la había tenido desde que comencé a vivir como mujer”, sostuvo.

Y sumó: “Después de eso, un agente me dijo que habría aprobado la evaluación si todavía hubiera vivido como un hombre. Sentí que esto era sexista y transfóbico”.

Sophie también se mostró arrepentida con el asesinato de Algie. “Fui ingenua, inmadura y pensé que matar a mi compañero de celda me llevaría a ser internada en un psiquiátrico por el resto de mi vida. Lo siento y me arrepiento todos los días”, confesó.

TN

Editor

www.culred.com

Te puede interesar