Mercenarios rusos ingresaron otra vez a Ucrania para asesinar a Zelensky por orden de Putin

Mundo 21 de marzo de 2022 Por Editor
De acuerdo al servicio de inteligencia ucraniano, se trata del cuarto intento de asesinato al presidente ucraniano desde el inicio de la invasión rusa

Informes de inteligencia ucranianos revelaron que el grupo de mercenarios rusos del grupo Wagner ingresaron a Ucrania en una misión para asesinar al presidente Vlodymyr Zelensky.

Las autoridades de inteligencia adscritas al Ministerio de Defensa dijeron que el presidente ruso, Vladimir Putin, “ordenó personalmente otro ataque por parte de uno de sus representantes”, refiriéndose al grupo Wagner.

 


“Todos los intentos anteriores terminaron en el fracaso y la eliminación” de los mercenarios de Wagner a manos de las fuerzas ucranianas, agregó el informe.

El primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal, y el jefe de gabinete presidencial, Andriy Yermak, figuraban entre los otros presuntos objetivos de asesinato.

El Kremlin ha negado durante mucho tiempo tener vínculos con el grupo Wagner, un grupo de mercenarios de 600 efectivos desplegados en todo el mundo para llevar a cabo el trabajo sucio de Moscú.

Los informes han afirmado durante mucho tiempo que la fuerza es el escuadrón de asesinatos personales de Putin, pero están lo suficientemente alejados del Kremlin como para permitir que el presidente ruso pueda negarlo de manera plausible.

Este es el último de más de una docena de intentos tanto del grupo Wagner como de las fuerzas especiales chechenas de matar al presidente ucraniano desde que las tropas rusas lanzaron una salvaje invasión de Ucrania el 24 de febrero.

A principios de marzo Zelensky había sobrevivido a tres atentados contra su vida por parte de mercenarios del grupo Wagner respaldados por el Kremlin y las fuerzas especiales chechenas.

Los asesinos fueron frustrados por miembros subversivos contra la guerra dentro del Servicio de Seguridad Federal (FSB) de Rusia, el sucesor en Rusia de la KGB, que alertaron a los funcionarios de Ucrania.

El secretario de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania confirmó los tres intentos de asesinato y dijo a la prensa local que había recibido información de los agentes dobles “que no quieren participar en esta guerra sangrienta”.

Los informes de inteligencia han afirmado que grupos de combatientes de Wagner altamente entrenados esperaban entre bastidores la luz verde del Kremlin para ingresar a Ucrania.

Según los informes, a los agentes se les entregó una ‘lista de asesinatos’ de 24 personas, incluido el primer ministro de Ucrania, todo el gabinete, el alcalde de Kiev Vitali Klitschko y su hermano Wladimir, ambos campeones de boxeo que se han convertido en figuras icónicas en el frente de batalla de la capital.

El ataque fue saboteado después de que los planes llegaran a los niveles superiores del gobierno ucraniano el 5 de marzo, lo que llevó a Kiev a declarar un toque de queda “duro” de 36 horas, ordenando a todos que se quedaran adentro para que los soldados pudieran barrer las calles en busca de saboteadores rusos.

Los informes posteriores afirmaron que entre 2.000 y 4.000 mercenarios habían llegado a Ucrania en enero, pero con diferentes misiones.

Se dijo que el grupo estaba rastreando a Zelesnky y sus colegas a través de sus teléfonos móviles, afirmando saber dónde estaban en todo momento.

Un escuadrón de la muerte checheno también intentó matar a Zelensky el 1 de marzo después de que el Secretario de Seguridad Nacional y Defensa dijera que se encontraron con dos escuadrones de la muerte. La FSS también informó de su movimiento.

Los chechenos son parte de la Guardia Nacional de Rusia y son conocidos por usar tácticas brutales.

Rusia continuó el bombardeo de otras ciudades ucranianas este lunes, atacando un centro comercial y varios apartamentos en la capital, Kiev, en la madrugada, reduciendo los primeros a escombros.

Los atentados en la ciudad rodeada de Sumy también alcanzaron una planta de amoníaco, lo que provocó una evacuación, ya que los ucranianos en Mariupol rechazaron la oferta de Rusia de deponer las armas a cambio de una amnistía.

Al menos 902 civiles han muerto y 1.459 han resultado heridos en Ucrania hasta la medianoche del 19 de marzo, dijo la oficina de derechos humanos de la ONU.

Infobae

Editor

www.culred.com

Te puede interesar