Esta inteligencia artificial reduce 'Alicia en el País de las Maravillas' a un único párrafo

Curiosidades 15 de octubre de 2021 Por Editor
La inteligencia artificial se enfrenta a grandes novelas de la literatura para reducirlas, un ejercicio que persigue dar con un método de supervisión humana más eficaz.

La inteligencia artificial es capaz de realizar tareas sorprendentes como programar sistemas informáticos partiendo de simples indicaciones.

Sin embargo, esta tecnología aún necesita entenderse con los humanos para realizar con precisión otras tareas, para lo cual OpenAI ha propuesto un complejo ejercicio: reducir un texto tan conocido en España y el resto del mundo como es Alicia en el País de las Maravillas a un pequeño párrafo.

La obra de Lewis Carrol presenta 26.000 palabras que la inteligencia artificial de Open AI ha tenido que comprimir en unas pocas líneas sin que el sentido de la novela se pierda por completo. Una tarea compleja para una tecnología que aún no es capaz de comprender como los humanos lo que lee o escribe.

El resultado es un resumen muy parecido al que escribiría una persona que ha leído el libro por completo centrándose en los hechos y no en el simbolismo de la historia. Sin embargo, lo importante de este ejercicio es el proceso más que el resultado.

Resumiendo obras literarias
"Para implementar de manera segura la inteligencia artificial", dice OpenAI, "debemos asegurarnos de que los modelos de aprendizaje automático actúen de acuerdo con las intenciones humanas. Este desafío se conoce como el problema de alineación". Para mejorar esa alineación, la compañía ha propuesto este ejercicio.

El objetivo es que los humanos a cargo de la tecnología cuenten con técnicas escalables con las que supervisar el trabajo de la tecnología cuando ante tareas difíciles de evaluar o que requieren mucho tiempo. De ahí que le hayan enfrentado a novelas de renombre con miles de palabras como Orgullo y Prejuicio de Jane Austen o Romeo y Julieta de Shakespeare.

En vez de resumir de golpe toda la obra, la tecnología ha ido resumiendo pequeños fragmentos, primero por capítulos, luego por secciones y después la obra entera. Este sistema de descomposición, dice OpenAI, permite a los humanos evaluar la tarea más rápidamente en textos de longitud ilimitada.

"Romeo compra veneno para matar a Julieta en su tumba. Él y Paris pelean y ambos mueren" se puede leer en el resumen final de la novela de Shakespeare. "Alice asiste a una fiesta con el Sombrerero Loco y la Liebre de Marzo. Llega la Reina y ordena la ejecución de los jardineros por equivocarse con las rosas", así resume Alicia en el País de las Maravillas.

Entrenar a la IA
"A medida que entrenamos nuestros modelos para realizar tareas cada vez más complejas, hacer evaluaciones informadas de los resultados de los modelos será cada vez más difícil para los humanos". Aunque los resúmenes literarios pueden parecer muy básicos, algunos profesores de literatura los han calificado con una nota de 7 sobre 10.

La inteligencia artificial encargada de esta labor es GPT-3, un procesamiento de lenguaje natural (PNL) que causó una gran revolución cuando se anunció. En su momento, fue el más completo con 175.000 millones de parámetros que Open AI utilizó para "enseñar a comunicarse a GPT-3". 

Por decirlo de forma más sencilla, GPT-3 puede leer y reducir el libro de Carrol gracias a que ha sido entrenado con una inmensa cantidad de texto de internet. Sin embargo, su trabajo consiste más en replicar que en comprender esos textos. 

Este ejercicio se puede revisar en la web de la compañía donde se muestra cada uno de los resúmenes. GPT-3 está disponible para quienes quieran ponerla a prueba mediante una API y el acceso está controlado por la compañía que supervisa el uso que se hace de su tecnología. Fuente: El Español

También te puede interesar...

Editor

www.culred.com

Te puede interesar