Tuvo que dar a su hija en adopción y la encontró 50 años después: “Fue un cuento de hadas”

Curiosidades 07 de julio de 2021 Por Editor
No había buscado a su madre biológica antes para no lastimar a su padre adoptivo, pero 50 años después finalmente la encontró.

El programa “Losng Lost Family” de la televisión inglesa localiza y reúne miembros de familias distanciados por varios motivos: hijos, hermanos o familiares lejanos que dejaron de verse o que no se conocían.

Gracias a este show, Susan Atkins pudo conocer a su hija, 50 años después de haberla dado en adopción.

Susan pensó que estaba haciendo lo mejor para su bebé, para que pudiera tener una buena vida. Había quedado embarazada a los 19 años, y no podía hacerse cargo de la criatura. Pero a pesar de que la dio en adopción, nunca dejó de pensar en ella. Lisa Phillips, por su parte, supo a los 7 años que era adoptada. Sonia y Gerald Clark le dieron todo su amor y creció rodeada de afecto.

Pero el día en que se casó, sintió que alguien faltaba en su celebración. Que su felicidad era incompleta sin su madre biológica. “Fue una gran boda blanca tradicional. Todo el día me dolía el corazón porque mi madre biológica no estaba allí”, contó a las cámaras de televisión.

Sólo sabía el nombre de su madre, Susan, porque lo había leído en el expediente de su adopción, 50 años atrás, pero nunca se decidió a buscarla para no herir los sentimientos de su padre adoptivo. La cosa cambió cunado Gerald se enfermó de demencia, y Lisa sintió que se le acababa el tiempo para poder juntar a sus padres adoptivos con los biológicos.

Decidió acudir al programa de ITV Long Lost Family donde dieron con su mamá, Susan, de 71 años, en Southampton. “Nunca pensé que llegaría este día, es solo un milagro”, dice la mujer, feliz de conocer a su hija 50 años después. “Quería decirle a Lisa cuánto la amo, cuánto la han amado durante 50 años”, afirma.

Susan Atkins reveló que no sólo no la había olvidado, sino que siempre hablaba de su primer hija. “Siempre dije que tenía tres hijos, pero uno fue adoptado”, explicó. “Ella siempre ha estado presente en mi mente. Nunca la puse en un segundo plano, todo el mundo sabía que existía.

La feliz mamá detalló los motivos que la empujaron a darla en adopción: tenía 19 años, y vivía con sus padres y hermanos en una casa muy pequeña. “Mi hermano, mi hermana y yo compartíamos un dormitorio, mi mamá y mi papá el otro. No había baño en el interior, no había espacio para una cuna y mucho menos un bebé”. Pero pensó más en su hija que en su familia: “No podía hacérselo a ella, se merecía más “.

También reveló que había contactado a una agencia de adopción, pero como la bebé nació 15 días antes de la fecha estimada, no lo avisó y pudo tenerla ese tiempo con ella. “Esos días fueron tan preciosos”, recuerda.

Finalmente Lisa pudo presentarle a sus padres adoptivos a su mamá biológica. ““No podría haber sido más perfecto. Sentí que mi vida finalmente estaba completa. Fue un cuento de hadas después de tantas décadas de preguntas”, admitió.

Fuente: Cien radios

Editor

www.culred.com

Te puede interesar