Habló la mujer supuestamente abducida por un OVNI y que su caso sorprende a expertos de EEUU: “Un viento me chupó y me desmayé”

Curiosidades 27 de noviembre de 2021 Por Editor
Además, reveló que tiene un corte en la cabeza. “Eso no tiene explicación”, aseveró

Irma Rick, la mujer que desapareció por casi 24 horas en Jacinto Arauz, rompió el silencio. “Salí de casa, sentí viento y no recuerdo nada más”, contó en una entrevista con Crónica TV.

“Un viento como que me chupó y me desmayé”, resumió la mujer.

La mujer -madre de tres hijos, ya mayores- vive con su marido en un campo ubicado a unos 15 kilómetros de Arauz. El martes 16 a las 7 de la mañana, según contó luego, sintió una ventisca y se desmayó. Recién despertó cerca de las 5.10 de la mañana del miércoles 17, en una calle, a unos 60 kilómetros.

“Yo no puedo caminar 60 kilómetros ni ahí. Voy hasta ahí, unos metros, y me canso…”, dijo.

¿Qué fue lo que ocurrió?

“Ni yo sé cómo explicarlo. Mi marido se fue a otro campo y yo me levante tomé dos o tres mates. Me puse a jugar con el teléfono y me empezó a hacer rayas, como interferencias. De repente, empecé a escuchar viento, como cuando empieza a zumbar una ventana… Al escuchare ese ruido, salí afuera pensando que era mi marido que había vuelto porque se había olvidado algo. Salí y no me acuerdo nada mas. No sé qué pasó ahí”, reveló la mujer.

“Recuerdo muy poco. Yo recuerdo que el teléfono se empezó a interferir, se cortó la luz, camine hasta afuera y de ahí no recuerdo nada mas. No vi luz, ni nada. Lo único que recuerdo es un viento fuerte”, contó.

Se “despertó” unas 22 horas después

“No sabía si era de noche o de día. Abrí los ojos y veía luces, todo blanco. Esa misma claridad no me dejaba abrir los ojos, hasta ahí recuerdo. Aparecí sentada en la calle, no recuerdo el tiempo que estuve sentada. Cuando me levanté, me toqué y tenía el teléfono prendido. Estuve dando vueltas hasta que empecé a reaccionar. Miré el teléfono y eran las 5.10 de la mañana”, detalló Irma.

“Lo primero que hice fue llamar a mis hijos pero no podía hablar, entonces les escribí a los chicos. Ellos me hacían videollamadas pero yo solo les movía las manos. No podía hablar. No me salían las palabras. Por eso empecé a escribir en el teléfono”, agregó.

Para finalizar, Irma confirmó que tiene un corte en la cabeza. “Eso no tiene explicación. ¿Con qué me voy a hacer eso? Yo cuando salí lo único que escuché fue viento, un viento como que te chupaba y ahí perdí el conocimiento”, concluyó.

Editor

www.culred.com

Te puede interesar