Empresa turca está produciendo tejas de techo con agujeros, para que las aves se resguarden del frío y la lluvia

La empresa turca Hitit Terra fabrica ahora estas tejas que sirven también como refugio para pájaros.

Curiosidades 11/12/2022 Editor Editor

Resulta que un diseño creativo fue clave para resolver una disminución en las poblaciones de aves urbanas. Todo comenzó cuando a la agencia holandesa de diseño de productos Klaas Kuiken se le ocurrió la idea de diseñar una teja que también funciona como una casa para pájaros. La idea se intensifico al llegar a Turquía, ya que en dicha cultura tenían experiencia al respecto y se lo consideraba como una bendición.

Hitit Terra, un fabricante de terracota/Cerámica, turco con sede en la ciudad de Çorum,  comenzó a producir las tejas para nidos de pájaros para las comunidades locales. Echemos un vistazo a esta solución de diseño creativo a continuación.

Casas de pájaros en Turquía:
Los registros históricos muestran que las pajareras han sido una vista común en Turquía a lo largo de los años. En el Imperio Otomano, los turcos diseñaron hermosas casas para sus pájaros, dándoles refugio. La construcción de una pajarera se consideró una bendición.

Mini mansiones arquitectónicas para pájaros:

Las aves tienden a detenerse en Turquía en su camino hacia áreas cálidas. Turquía es el puente entre Europa, Asia y África. Más de 6,4 millones de aves sobrevuelan la península de Anatolia cada año. El brillante país alberga más de 400 aves diferentes. Estas bellezas tienen dificultades para encontrar un lugar seguro para descansar y anidar. Las tejas de pajarera son una buena solución a este problema.

Te puede interesar
Lo más visto
ec5bff70-c8fc-11ee-8c88-f52553799a97

“Mi cerebro funciona como una computadora que tiene el monitor apagado”: el médico que tiene afantasía, la condición que le impide a las personas soñar

Editor
19/02/2024

A primera vista esta trillada expresión popular parece una verdad incontrovertible, pues quién al posar su cabeza sobre la almohada o al cerrar los ojos en su puesto de trabajo o en el bus no ha terminado transportado, como por arte de magia, a una paradisíaca playa o se ha visto anotando un gol en el Mundial de Fútbol junto a su estrella más admirada.