OPINIÓN. Habilidades educativas y Foro económico mundial, Por David Auris Villegas

Opinión 16 de agosto de 2022 Por Editor

Si el futuro depende de nuestra capacidad de crear y curiosear, suena interesante y conmovedor diría Albert Eistein. Como un sueño, todo se transforma a un ritmo acelerado. Cada vez, vivimos más tiempo en el espacio digital y tecnológico,  por lo que el Foro económico mundial recomienda desarrollar diez habilidades, para sobrevivir en esta jungla de la automatización e inteligencia artificial que naturalmente debe ser potenciado desde la educación.

Asimismo, este Foro económico mundial fiel a su estilo mercantil y acorde a los tiempos de comercio global y atroz consumismo, suele llamarlo habilidades laborales, sin embargo como educador, la etiqueto, habilidades educativas centradas en las personas hacia una vida plena, digna tarea a desarrollarse en la educación formal e informal como el aprendizaje autónomo que encumbró el fiero Covid-19.

Estas habilidades educativas, destinadas a desarrollar el cerebro de las personas e invitándonos a desplazar la era del conomiento hacia una sociedad de la creatividad y emprendimiento a escala mundial son: creatividad, pensamiento crítico, liderazgo, inteligencia emocional, aprendizaje activo, originalidad, iniciativa, pensamiento analítico, liderazgo, influencia social, diseño y control de tecnología,  resiliencia, tolerancia al estrés, flexibilidad y razonamiento.

Ahora bien, suena maravilloso, pero: ¿Cómo desarrollar estos aprendizajes en millones de personas, si existe una enorme brecha económica y académica a nivel de países y al interor de cada país del mundo?, Es otro reto planetario, pues no solo se trata de mencionar estas cualidades y repetir en artículos y citarlos como pose cultural en foros mundiales, sino, la de implementarlos como polítcas educativas de gobierno con el objetivo que nadie se quede atrapado en la noche de los tiempos competitivos.

Esta incorcorporación de habilidades de aprendizaje en los contenidos del sistema educativo de todos los niveles va generar una disrupción educativa, por lo que requerimos capacitar a los educadores, desde un acuerdo global, liderados por páises industrializados, líderes mundiales, gobiernos y empresas trasnacionales abocados a educar al  hombre posmoderno responsable ante sus congéneres y el mundo tecnológico.

Finalmente, la educación integral del ser humano es tarea de todos. Desarrollar la curiosidad, la amabilidad, la perseverancia y la creatividad digital  en el cerebro de las  personas, es una obligación de supervivecia durante la inteligencia artificial y la automatización, de lo contrario, transitaremos a constituir parte de una masa de esclavos digitales. 

David Auris Villegas.

PODRÍA INTERESARTE

 

 

 

Editor

www.culred.com

Te puede interesar