La triste historia de Czeslawa Kwoka, que nos recuerda el horror del nazismo.

Curiosidades 30 de enero de 2021 Por Editor

Se llamaba: Czeslawa Kwoka.
14 años.

Murió en el campo de exterminio de Auschwitz el 18 de febrero de 1943 con una inyección de fenol en el corazón.

Poco antes de la ejecución, fue fotografiada por el prisionero Whilem Brasse, quien declaró contra el verdugo de Czeslawa, una mujer que, antes de la foto, la golpeó en la cara, como lo demuestra el hematoma en el labio.

Se ve el rostro de una niña aterrorizada que ni siquiera hablaba su idioma y que había perdido a su madre unos días antes. Fue uno de los 250.000 niños y menores ejecutados en Auschwitz-Birkenau.

La foto, originalmente en blanco y negro en el Memorial Oświęcim, fue coloreada por la fotógrafa profesional brasileña Anna Amaral, quien quedó impresionada con la foto de Czeslawa y decidió ponerla en color y estar disponible para que todo el mundo sepa y nadie olvide. 

Fuente: Gustavo Marianetti

Editor

www.culred.com

Te puede interesar