El fascinante hallazgo de un anillo de oro de la época romana con una imagen de Jesucristo como "el buen pastor"

Mundo 24 de diciembre de 2021 Por Editor
"Exquisito y raro". Así describió la Autoridad de Antigüedades de Israel un anillo de oro de la era romana con una imagen utilizada por los primeros cristianos para simbolizar a Jesús y que fue hallado por arqueólogos frente a la costa mediterránea de Israel.

El organismo dijo que la joya tiene una piedra preciosa verde tallada con la figura de un pastor que lleva una oveja sobre sus hombros.

En la Biblia, Jesús se describe a sí mismo como el "Buen Pastor".

El anillo fue uno de los elementos descubiertos en dos naufragios cerca del antiguo puerto de Cesarea.

Los otros tesoros incluyen cientos de monedas romanas de plata y bronce de mediados del siglo III y un gran cargamento de monedas de plata de principios del siglo XIV.

Los arqueólogos también encontraron figuras de la época romana con la forma de un águila y de un actor de teatro con una máscara cómica; campanas de bronce destinadas a ahuyentar a los malos espíritus y un anillo con una piedra preciosa roja tallada con una lira.

La Autoridad de Antigüedades de Israel dijo que los restos de los cascos de los barcos y sus cargamentos se encontraron esparcidos en el fondo del mar a una profundidad de unos 4 metros.

"Los barcos probablemente estaban anclados cerca y fueron destruidos por una tormenta", dijo Jacob Sharvit, de la Unidad de Arqueología Marina del organismo.


También se encontró una figura con una máscara cómica.

Cesarea fue hogar de una de las primeras comunidades cristianas y, según el Nuevo Testamento, fue donde el apóstol Pedro bautizó a Cornelio el Centurión, el primer gentil (no judío, pagano o extranjero) en ser convertido a la fe cristiana. 

"Este fue el primer caso en el que un no judío fue aceptado en la comunidad cristiana", detalló Sharvit. "A partir de aquí, la religión cristiana comenzó a difundirse por todo el mundo".

Editor

www.culred.com

Te puede interesar

Te puede interesar