Párroco robaba limosnas para organizar orgías gay con drogas

Mundo 10 de diciembre de 2021 Por Editor
El ex sacerdote evitará estar tras las rejas, pues cumplirá su condena en una comunidad terapéutica.

Los feligreses italianos están consternados, pues el párroco Francesco Spagnesi, el párroco de la iglesia de la Anunciación de Castellina fue arrestado, en septiembre, por utilizar el diezmo de la gente para organizar orgías gay con consumo de drogas, por sus acciones, se le condenó recientemente a pasar tres años y ocho meses de cárcel, de acuerdo con los medios locales. 

f608x342-179075_208798_0

Spagnesi, de 40 años, obtuvo una reducción de condena luego de un acuerdo de culpabilidad en el cual aceptó los cargos de tráfico de drogas y apropiación indebida; además había sido señalado de presuntamente, haber tenido sexo sin protección con múltiples hombres sin decirles que era VIH positivo, pero esta acusación fue retirada.  Las autoridades italianas informaron que Francesco tiene novio, el cual también fue condenado a tres años y dos meses de prisión por complicidad en la compra y venta de drogas. 

El ex sacerdote evitará pisar la cárcel 
Sin embargo, el ex sacerdote evitará estar tras las rejas, pues cumplirá  su condena en un recinto terapéutico, donde recibirá tratamiento por su adicción a las drogas y tendrá que realizar servicios sociales, lo cual ha indignado a muchos, pues consideran que merecía una pena más severa. Pero sí tendrá que devolver los, aproximadamente, 338 mil dólares que robó de su parroquia.

Se cree que el prelado usaba la “droga de las violaciones” en sus orgías que organizaba por medio de internet, a las cuales asistieron médicos, banqueros y empresarios; de acuerdo con las investigaciones, en algunos eventos hubo hasta 200 asistentes. 

Antes del arresto, los feligreses habían notado un cambio en la actitud del cura. "Estaba nervioso, tímido y ausente, no le gustaba organizar bautizos, comuniones, confirmaciones y bodas", explicó uno de los religiosos.

Se sabe que Spagnesi le confesó al obispo Giovanni Nerbini que había consumido estupefacientes, por lo que este le pidió que acudiera a un psicoterapeuta; en septiembre, luego de las acusaciones, Francesco fue destituido de su cargo. 

El heraldo

Editor

www.culred.com

Te puede interesar