Las 15 cosas que ni de casualidad conocías antes de leer este artículo

¿Los conocías?

Curiosidades 11/09/2023 Editor Editor

En el estado de Wyoming, EE. UU., hay más antílopes que personas.

El sonido que escuchas cuando crujes tus articulaciones es el resultado de la liberación de gas en el líquido sinovial, no de los huesos chocando.

Las jirafas tienen la misma cantidad de vértebras cervicales que los humanos, es decir, siete.

El ojo humano puede distinguir hasta 10 millones de colores diferentes.

El personaje de ficción más interpretado en películas es Sherlock Holmes, creado por Arthur Conan Doyle.

El alfabeto hawaiano solo tiene 12 letras: A, E, I, O, U, H, K, L, M, N, P y W.

En un solo día, una persona promedio inhala alrededor de 20,000 litros de aire.

El agua hirviendo suena diferente en función de su altitud. A mayor altitud, el agua hierve a una temperatura más baja y, por lo tanto, produce un sonido diferente.

Los flamencos rosados no nacen con su característico color; son grises al nacer y se vuelven rosados debido a su dieta rica en betacarotenos.

El pez payaso es uno de los pocos peces que pueden cambiar de sexo. Cuando el pez dominante de un grupo muere, el siguiente en la jerarquía cambia de género para ocupar su lugar.

La biblioteca más grande del mundo es la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, que alberga más de 170 millones de objetos.

En promedio, las personas pasan alrededor de seis meses de su vida esperando en semáforos.

La miel nunca se echa a perder. Se han encontrado tarros de miel en tumbas egipcias que tienen más de 3,000 años y todavía son comestibles.

El corazón de un colibrí late hasta 1,260 veces por minuto.

En la Tierra, hay más especies de animales en un solo metro cuadrado de selva tropical que en todo el continente de Australia.

PODRÍA INTERESARTE:

Te puede interesar
Lo más visto
ec5bff70-c8fc-11ee-8c88-f52553799a97

“Mi cerebro funciona como una computadora que tiene el monitor apagado”: el médico que tiene afantasía, la condición que le impide a las personas soñar

Editor
19/02/2024

A primera vista esta trillada expresión popular parece una verdad incontrovertible, pues quién al posar su cabeza sobre la almohada o al cerrar los ojos en su puesto de trabajo o en el bus no ha terminado transportado, como por arte de magia, a una paradisíaca playa o se ha visto anotando un gol en el Mundial de Fútbol junto a su estrella más admirada.