Cenaban en un restaurante por su aniversario y lo que encontraron en la comida los hizo ricos

Curiosidades 09 de marzo de 2022 Por Editor
Los protagonistas de esta historia son Maria y Michael Spressler, un matrimonio feliz de Nueva Jersey. ¡Conocé los detalles de esta simpática historia!

Maria y Michael Spressler son los integrantes de un feliz matrimonio que, como todos los años, fueron a cenar para la noche de su aniversario. Sin embargo, lo que él halló en su plato fue tan inesperado y sorprendente que incluso hizo ricos a los oriundos de Nueva Jersey, en los Estados Unidos.

En su búsqueda por celebrar sus 34 años de profundo amor, ambos se dirigieron al popular restaurante "The Lobster House" —popular por sus pescados y mariscos— en Cape May. Mientras disfrutaban de la velada, Michael notó algo extraño en la última almeja que degustaban de su plato.

La tradición anual, que realizan desde 1987, fue mucho más especial este año. "Cuando lo recogí con el tenedor parecía un poco pesado, pero no pensé en nada", dijo el hombre a la señal de noticias local KYW-TV.

Allí fue cuando notó que había una valiosa perla en la almeja. "Comencé a comerlo y sentí algo duro en la boca. Creí que uno de mis dientes se había roto", confesó posteriormente a CBS.

La perla de 8,8 milímetros podría valer miles de dólares, pese a esto, la pareja de Nueva Jersey no tiene claro si la venderán o la atesorarán para siempre, "como señal de lo importante de su amor". Maria dijo: "Me gustaría tenerla incrustada en una bonita pieza de joyería, tal vez una sirena o algo náutico". Luego agregó: "Es un hermoso recuerdo de un día muy especial".

 
El restaurante "bancó" a los enamorados y su hallazgo
El restaurante, que celebraba su centenario, compartió la noticia en las redes sociales y explicó un error frecuente. "Ambas, las ostras y las almejas, producen perlas", detallaron. Luego manifestaron: "Es la reacción del bivalvo a los escombros o la arena".

"Trabajo en el lugar hace unos 10 años y nunca escuché que alguien haya encontrado una perla en una de nuestras ostras o almejas", aseveró atónita Sarah Stadnica, empleada de Lobster House.

El extraño hallazgo no hizo más que ampliar el paladar de la mujer, que nunca quería saber nada de las almejas u ostras crudas. "Ahora no me va a quedar otra que hacerlo, tengo que intentarlo y probar suerte", afirmó un poco en risa y un poco en serio.

Crónica

Editor

www.culred.com

Te puede interesar