Fue cambiada por otra bebé al nacer. Hoy tiene 19 años, su historia impacta al mundo y el hospital español afronta un millonario reclamo

Actualidad 08 de septiembre de 2021 Por Editor
En el transcurso de la investigación, la demandante fue informada de que nunca conocerá a quien, según todos los indicios, pudo haber sido su madre biológica, puesto que falleció en 2018.

En España, una joven de 19 años reclama una indemnización de tres millones de euros a la Consejería de Salud de la Rioja tras conocer que fue intercambiada al nacer y entregada a otra familia.

Según informan los medios locales, la historia se remonta a 2002, cuando la mujer que ahora hace el reclamo, nació en el Hospital San Millán de Logroño.

Debido a su bajo peso, apenas alcanzaba los 2,290 kilogramos, fue llevada a la sala de incubadoras. Allí fue puesta junto a otra bebé, que había nacido cinco horas antes que ella y también pesando poco (2,270 kilogramos). Debido a una negligencia, ambas fueron entregadas a la familia equivocada.

La joven denunciante descubrió que no estaba con la familia correcta en 2017, cuando su presunta abuela materna —quien se hizo cargo de ella desde que tenía un año, en 2003, debido a discapacidades e incapacitaciones de sus padres— interpuso una demanda de alimentos contra el supuesto padre. El hombre alegaba que no era su hija.


Ante la situación, en los tribunales ordenaron que se sometieran a una prueba de ADN, arrojando que el hombre no era su padre biológico. Para su sorpresa, otra prueba similar reveló que quien creía que era su madre tampoco lo era.

La investigación
En 2018, con ayuda de abogados, reclamó a la Consejería de Salud de La Rioja la averiguación y determinación de su inequívoca identificación con arreglo al principio de veracidad biológica y que se le notificara el resultado e identificación inequívoca de sus progenitores biológicos.

Se abrió entonces una investigación interna y, tras descartar algunas variables –como a aquellos bebés que no estuvieron en incubadoras en la fecha de su nacimiento y los de sexo masculino–, además de analizar fechas, datos médicos y otros elementos, se llegó a la conclusión de que el error pudo tener origen justamente en la sala de incubadoras, cuando las pequeñas fueron trasladadas a las cunas.

Además de estar en incubadoras contiguas, lo mismo sucedió en las cunas, puesto que ambas niñas ocupaban la 6 y 7.

En el transcurso de la investigación, la joven demandante, además, fue informada de que nunca conocerá a quien, según todos los indicios, pudo haber sido su madre biológica, puesto que falleció en 2018.

Ante toda esta situación, los abogados de la denunciante han reclamado a la Consejería de Salud el pago de una indemnización de 3.005.060,52 euros en concepto de responsabilidad por daños morales; no obstante, desde la institución ofrecen apenas 215.000 euros.

Actualmente, la petición está paralizada a expensas de lo que diga el análisis de ADN del presunto padre biológico.

Respuesta oficial

"Fue un error humano y no hemos podido concluir quién fue", dijo el martes, en rueda de prensa, la consejera de Salud y portavoz del Gobierno de La Rioja, Sara Alba.

La funcionaria indicó que "es un caso que se produjo hace dos décadas y que se judicializó durante la legislatura pasada"; sin embargo, informó que su equipo "está profundamente volcado en resolver la reclamación patrimonial solicitada, siguiendo los trámites correspondientes".

"Estamos a disposición de la familia para dar el apoyo necesario que pueda necesitar, manteniendo la confidencialidad y el respeto que requieren este tipo de situaciones", manifestó.

Alba aseguró que un caso como éste no se repetiría en la actualidad, debido a que, explicó, "han cambiado desde el 2002 mucho los sistemas de identificación", que "ahora son más seguros y fiables".

Fuente: rt

LEE MÁS:

Editor

www.culred.com

Te puede interesar