Lavrov advierte de que Occidente promueve el neocolonialismo y frena la formación de un orden mundial multipolar

"En definitiva, nada ha cambiado; como siempre, resuelven sus problemas a costa de los demás", indicó el canciller ruso.

Actualidad 12/07/2023 Editor Editor

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ha denunciado que EE.UU. y sus aliados intentan mantener a flote la hegemonía mundial e impulsar "las agendas neocoloniales" en vez de posicionarse a favor de los beneficios de la cooperación global.  

"Tendemos a no definir la etapa actual de las relaciones internacionales como la 'nueva guerra fría'", manifestó el canciller ruso durante una entrevista con el medio indonesio Kompas, destacando que la formación de un orden mundial multipolar es "un proceso objetivo". "Todos ven que los nuevos centros de toma de decisiones críticas globales están fortaleciendo aún más sus posiciones en Eurasia, la región de Asia-Pacífico, Medio Oriente, África y América Latina", explicó. 

De acuerdo con el diplomático, estos países y sus asociaciones "logran alcanzar nuevos éxitos" debido a su reconocimiento de "los valores del interés nacional, la independencia, la soberanía, la identidad cultural y civilizatoria y la cooperación internacional". De ese modo, "siguen plenamente las tendencias del desarrollo mundial", precisó Lavrov.

Sin embargo, "la colectividad occidental liderada por los Estados Unidos en realidad está tratando de frenar y revertir este proceso", aseguró. "Su objetivo no es fortalecer la seguridad global y participar en el desarrollo mutuo, sino solo mantener su hegemonía en los asuntos mundiales y llevar a cabo agendas neocoloniales. En definitiva, nada ha cambiado; como siempre, resuelven sus problemas a costa de los demás", manifestó el ministro. 

Asimismo, el jefe de la diplomacia rusa arremetió contra los líderes occidentales por sus "sanciones económicas unilaterales", así como por sus políticas exteriores, que "generalmente son de naturaleza egoísta" y "socavan realmente la seguridad alimentaria y energética del mundo". "Son sus acciones las que causan angustia a los países en desarrollo", señaló.

"Enormes cantidades de dinero que podrían invertirse en la promoción del desarrollo internacional, incluido en los países más necesitados, se están quemando actualmente en forma de miles de toneladas de equipo militar y municiones suministradas a grupos neonazis ucranianos", detalló Lavrov. 

En su opinión, el actual conflicto ucraniano "continuará hasta que Occidente abandone sus planes de mantener el dominio y su obsesión por causar la derrota estratégica de Rusia a través de su títere Kiev". "Hasta el momento, no ha habido señales de un cambio en su posición, y vemos cómo Estados Unidos y sus aliados continúan apresurándose a inyectar armas en Ucrania y empujan a Vladímir Zelenski a continuar la lucha", concluyó.

rt

Lo más visto