Dura amenaza de un alfil de Vladimir Putin: “En una guerra nuclear, los países de la OTAN serían destruidos en media hora”

Actualidad 08 de mayo de 2022 Por Editor
“En una guerra nuclear, los países de la OTAN serán destruidos por nosotros en media hora”. La dura advertencia fue emitida por un alfil del presidente Vladimir Putin, el jefe de la agencia espacial de Rusia, Dmitry Rogozin.

El funcionario ruso se pronunció a través de su canal en Telegram, donde continuó: “Pero no debemos permitirlo, porque las consecuencias del intercambio de ataques nucleares afectarán el estado de nuestra Tierra”.

Así, Rogozin consideró que será necesario para Rusia “derrotar a este enemigo económica y militarmente más poderoso por medios militares convencionales”.

“Tal victoria es posible con la plena solidaridad de todo el país con el ejército, con la movilización de la economía estatal, con la transferencia del complejo militar-industrial y los sectores industriales relacionados de Rusia a una base militar”, sostuvo, y enfatizó: “Y esto debe hacerse de inmediato y rápidamente”.

El jefe de la agencia Roscosmos también señaló que el objetivo de la invasión de tropas rusa es “derrotar al enemigo Occidente y expulsar a Ucrania del mapa”.

A través de múltiples publicaciones en la red social, Rogozin consideró al gobierno de Ucrania “sátrapas leales a la OTAN”. “Vi con mis propios ojos cómo el embajador ucraniano ante la OTAN adulaba lastimosamente a los funcionarios de la OTAN”, señaló.

Y consideró: “La misma existencia de Ucrania, separada de Rusia, inevitablemente la convertirá en anti-Rusia y en el trampolín de Occidente para la agresión contra nuestro pueblo. Por eso, lo que llamamos Operación Militar Especial va mucho más allá de su significado y geografía originales. Esta es una guerra por la verdad y el derecho de Rusia a existir como un estado único e independiente”.

El funcionario ruso señaló que la OTAN “está librando una guerra” contra Rusia. “Los batallones nacionales ucranianos y las Fuerzas Armadas de Ucrania son material fungible, carne de cañón para la OTAN, solo son operadores entrenados por instructores de la OTAN que presionan las palancas y los botones de las armas de la OTAN”, subrayó.

La amenaza de Putin

Cuatro días después de comenzada la invasión a Ucrania, Putin le recordó al mundo que su país es –con casi 6000 ojivas- la principal potencia nuclear y que él estaba dispuesto a usar esas armas contra cualquiera que se entrometiera en su determinación de tomar Ucrania, nación a la que considera parte natural de Rusia. A partir de ese momento, especialistas, funcionarios y sociedades enteras tratan de dilucidar si el presidente ruso sería verdaderamente capaz de usar un arma nuclear –fuera táctica, de menor alcance, o estratégica, de mayor llegada e impacto- y de exponerse a una repuesta fulminante.

Por ahora Occidente, sin subirse demasiado a la retórica nuclear, reacciona con dos certezas: los gobiernos de las principales potencias de la OTAN no detectan aún cambios operacionales en el estatus de las armas nucleares rusas, un paso esencial para allanar el camino a un ataque. Además, se elaboran escenarios para reaccionar al potencial uso de ojivas nucleares por parte de Rusia, pero no todos implica una respuesta también nuclear.

La Nación

PODRÍA INTERESARTE

Editor

www.culred.com

Te puede interesar