El gobierno de España le pagará a los menores de 35 años un bono para que abandonen las casas de sus padres

Actualidad 20 de enero de 2022 Por Editor
La medida recién aprobada ha provocado las críticas de los colectivos que luchan por la mejora del acceso a una vivienda digna.

El Gobierno de España ha aprobado esta semana un Real Decreto por el que se establece una ayuda al alquiler para los menores de 35 años, conocido como Bono Alquiler Joven y que supone una ayuda mensual de 250 euros.

El paro juvenil, unido a la precariedad laboral y al alto precio de la vivienda en alquiler, sobre todo en las grandes ciudades, han hecho del acceso a la vivienda, sobre todo de la población más joven, uno de los problemas recurrentes de la sociedad española, hasta el punto de llegar a ser uno de los puntos centrales del acuerdo del Partido Socialista y Unidas Podemos (UP) para formar Gobierno.

En 2019 el salario medio anual para los jóvenes de entre 20 y 24 años se situó en 12.640 euros, en 17.772 euros para aquellos entre 25 y 29 años y en 20.969 para los comprendidos entre 30 y 34 años, según los últimos datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Mientras, en las grandes ciudades es casi imposible encontrar viviendas en alquiler por debajo de los 700 euros mensuales, siendo la mayoría de las rentas superiores.

¿En qué consiste?
El Bono Alquiler Joven consiste en una ayuda de 250 euros mensuales para las personas de hasta 35 años por un límite máximo de dos años. La pueden recibir quienes tengan ingresos económicos y cuya unidad de convivencia no supere los 24.318 euros brutos anuales.

La vivienda deberá ser la residencia habitual del arrendatario, por lo cual será necesario que se encuentren empadronados en ella.

La ayuda también se dirige a quienes alquilen tan solo una habitación, en cuyo caso solo se tendrán en cuenta sus propios ingresos, y no los del resto de personas que habiten la misma vivienda.

Este bono, que únicamente podrá destinarse al pago del alquiler, no es compatible con otras ayudas destinadas al mismo fin ofrecidas por otras administraciones públicas. Sin embargo, en el caso de personas en situación de gran vulnerabilidad, sí podrán compatibilizarlo con otras prestaciones, como el Ingreso Mínimo Vital (IMV).

Tope al precio máximo del alquiler
Para recibir esta ayuda, el precio máximo del alquiler no podrá superar los 600 euros al mes, si bien, debido a las diferencias del mercado entre las regiones españolas, las Comunidades Autónomas podrán ampliar este límite hasta los 900 euros.

En el caso de las habitaciones, el tope mensual será de 300 euros, cuantía que los gobiernos regionales podrán aumentar hasta los 450 euros.

El aumento hasta los 900 euros, o 450 en caso de habitaciones, deberá ser justificado "en base a estudios actualizados de oferta de vivienda en alquiler que acrediten tal necesidad", según consta en el texto aprobado por el Gobierno.

Críticas de los colectivos en defensa del acceso a la vivienda
La medida recién aprobada ha provocado las críticas de los colectivos que luchan por la mejora del acceso a una vivienda digna. La mayoría consiste en aseverar que se trata de una subvención indirecta a los tenedores de vivienda, toda vez que se espera que los propietarios aprovechen el bono para subir los precios del alquiler.

Así, se denuncia que no se haya llevado a cabo la mayor reivindicación de estos colectivos en los últimos años, la de topar el precio máximo de los arrendamientos, sobre todo en las zonas especialmente tensionadas, que corresponden en su gran mayoría a las grandes ciudades, como Madrid y Barcelona.

Igualmente, estos colectivos reclaman medidas que saquen al mercado el gran parque de viviendas vacías que existe en el país, como sanciones a quienes mantengan un inmueble vacío durante más de cierto periodo de tiempo, problemática que tampoco ha sido abordado en este Real Decreto.

Fuente: RT

PODRÍA INTERESARTE:

Editor

www.culred.com

Te puede interesar