Podemos y Correa tenían un testaferro para mover nueve millones de dólares

Actualidad 05 de octubre de 2021 Por Editor
Walter Jaramillo es el nombre del ecuatoriano que sirvió de nexo entre Podemos y el gobierno de Rafael Correa para facturar pagos por asesoría política

La adjudicación de recursos de la Embajada de Ecuador en Madrid —sin protocolos— a empresas vinculadas con el partido ultraizquierdista Podemos durante el gobierno socialista del expresidente de Ecuador, Rafael Correa, alcanza la multimillonaria suma de nueve millones de dólares.

De acuerdo con OkDiario, “gran parte de ese dinero se entregó entre los años 2012 y 2021 a través de compañías interpuestas, vinculadas al entorno de Pablo Iglesias”, el exvicepresidente segundo del gobierno español, quien dimitiría una vez que fue derrotado de manera aplastante por Isabel Díaz Ayuso, en las elecciones por quedar al frente de la Comunidad de Madrid.

A su vez, el medio español revela que los desembolsos se canalizaron mediante Walter Jaramillo, un presunto testaferro que sirvió de nexo entre Podemos y el Gobierno de Rafael Correa, tras facturar 4,3 millones de euros, —un monto cercano a cinco millones de dólares— a través de “firmas opacas” que presentó a la sede diplomática.

Mi País Consultores SL, Innovación Tecnológica y Consultoría WJ Europa SLU e Intecon Iberoamérica SLU son las sociedades que recibieron los fondos de la administración de Correa.

Por otro lado, también están los 2,6 millones de euros —equivalente a tres millones de dólares—  que recibió Kinema, la cooperativa de Podemos, sumado al abono de 1,4 millones de euros a la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS) dirigida por Iglesias, Íñigo Errejón y Luis Alegre entre 2007 y 2013.

Un testaferro al servicio del correísmo

Jaramillo es una pieza clave en los negocios. Su nombre representó a la sociedad Innovación Tecnológica y Consultoría WJ Europa SLU pero en febrero de 2019 acudió al Registro Mercantil de Madrid para cambiar l denominación social de la empresa. Desde ese día pasó a llamarse Intecon Iberoamérica SLU. Con la nueva identidad facturó 404.811,38 euros a la Embajada de Ecuador en España entre los años 2020 y 2021.


“La maniobra de cambio de nombre dio una falsa sensación de pluralidad en las contrataciones públicas de las asesorías que hacía la oficina diplomática del país andino. Sin embargo, se trataba tan sólo de una apariencia, ya que detrás de estos cambios de compañías siempre estaba el testaferro Jaramillo” asegura el medio porque “los pagos se adjudicaron a dedo, de manera discrecional, sin la realización de ningún concurso público”.

Ya con la nueva denominación, el presunto testaferro continuó facturando a la Embajada de Ecuador en España entre 2019 y 2021 por supuestos asesoramientos jurídicos sobre los desahucios. El primero de esos pagos fue de206.975,58 euros  por cuatro meses de trabajo, entre enero y abril de 2020. Seguidamente, tras el cese de actividades provocado por la pandemia del coronavirus esta empresa interpuesta vinculada a Podemos volvió a facturar otros 197.835,80 euros a la Embajada de Ecuador en España hasta el 30 de junio de 2021 por “ayuda a los inmigrantes ecuatorianos”.

Si bien el cambio de nombre le supuso al testaferro Jaramillo facturar 404.811,38 euros, a esta cantidad hay que sumarle los otros 1.054.866,17 euros que ya había facturado a través de esta compañía antes de cambiarle el nombre.

Fachada institucional 
Los pagos a Podemos incluyó convenios firmados con la Presidencia de la República de Ecuador, hasta la Procuraduría General, la Cancillería (Ministerio de Exteriores), la Embajada de Ecuador en España, el Ministerio de Coordinación de la Política o la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo.

Desde este entramado institucional su Fundación CEPS registró desde las transacciones más pequeñas -de 19.293,50 euros o los 24.833,25 euros- hasta las más significativos -de 202.635,23 euros o los 196.753,89 euros por “asesorías e informes político”.

 
Sin embargo, la mayor carga de recursos la obtuvo con la participación de sus dirigentes en las compañías de Jaramillo donde figuran Alejandra Jacinto, diputada de Podemos y coportavoz del partido de Pablo Iglesias en la Asamblea de Madrid; Eduardo Martínez Miñana, de la máxima confianza de Pablo Echenique, que le nombró miembro de la Comisión de Garantías Democráticas de Podemos en Aragón; Julio Alejandro Vicente Mateo, ex secretario general de Podemos en Orihuela; Manuel San Pastor, en 2019 asesor del Ayuntamiento de Parla, cogobernado por Podemos; y Azael Babiano, asesor jurídico en materia de financiación y contratación de Podemos en la Comunidad de Madrid en 2016.

Con ellos se teje “el vínculo entre el testaferro Jaramillo, Podemos y el Gobierno de Rafael Correa que gira en torno a Txema Guijarro, diputado de Podemos en el Congreso, que fue viceministro y mano derecha del ex canciller ecuatoriano Ricardo Patiño durante cinco años”.

Incluso, “testigos de esta operación, tras el cese de los pagos a Kinema, la cooperativa de la formación morada, Guijarro intermedió ante el Ministerio de Relaciones Exteriores ecuatoriano que codirigió para que, desde ese momento, los pagos millonarios continuaran a través de las tapaderas de Jaramillo, que se prestó a actuar como hombre de paja”. 

Fuente: Por Gabriela Moreno para PanamPost

PODRÍA INTERESARTE:

Editor

www.culred.com

Te puede interesar