Padre habla de lo ocurrido a su hijo de 12 años durante la pandemia y alerta a otros padres

Mundo 01 de mayo de 2021 Por Editor
Hayden Hunstable tenía 12 años cuando se quitó la vida. Era un buen estudiante y tenía amigos en su clase de sexto grado. Era adorado por sus padres, sus abuelos y sus dos hermanas, quienes lo llamaban cariñosamente "Bubba".

Hayden Hunstable tenía 12 años cuando se quitó la vida. Era un buen estudiante y tenía amigos en su clase de sexto grado. Era adorado por sus padres, sus abuelos y sus dos hermanas, quienes lo llamaban cariñosamente "Bubba". El adolescente jugaba fútbol y le encantaba bailar y dar abrazos. Sin embargo, el 17 de abril del 2020, se ahorcó en su habitación. La tragedia sucedió cuatro días antes de que cumpliera 13 años.

Su padre, Brad Hunstable, habló con PEOPLE sobre el calvario que ha vivido la familia. "No era un chico deprimido", aseguró el padre de 42 años, oriundo de Texas. "El odiaba las clases virtuales. No estaba alrededor de sus amigos, estaba aburrido".

Estar aislado por la cuarentena de la pandemia del coronavirus lo afectó. Pasaba su tiempo libre jugando videojuegos. Según reportes de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el número de visitas a la sala de emergencias de adolescentes por problemas de salud mental y las llamadas de jóvenes a líneas de prevención de suicidios ha incrementado notablemente durante la pandemia.

La madre de Hayden, April, de 39 años, y sus hermanas Addy, de 17, y Kinlee, de 9 se reunieron en casa de los abuelos del adolescente unos días después de su muerte a llorar y recordarlo, compartiendo anécdotas sobre Hayden.

"COVID mató a mi hijo, pero no como tú crees", dice el padre en un video que compartió en sus redes sociales. "Yo creo que mi hijo estaría vivo hoy si hubiese estado en la escuela". El video ya tiene más de 120 millones de vistas.

La familia creó la organización sin fines de lucro Hayden's Corner para honrar la memoria de su hijo y ayudar a otras personas. El padre cree que la misión de Hayden era motivar —a través de su trágica historia— a otras personas alrededor del mundo a hablar del suicidio y la salud mental y prevenir otras muertes.

La familia produjo el documental Almost Thirteen [o Casi Trece], donde cuentan la historia de Hayden. "Aún hablo con él y rezo", dice su padre.

Si tú o alguien que conoces está considerando el sucido, busca ayuda en tu servicio público local.

Fuente: People

Editor

www.culred.com

Te puede interesar