Carola García de Vinuesa, la inmunóloga española que ha resuelto la extraña muerte de 4 bebés y ha probado la inocencia de la madre

La acusaron de estrangular a sus cuatro hijos, la bautizaron como "la peor asesina en serie de Australia" y lleva 20 años pagando pena de cárcel por ello Ahora, una investigación revela que los pequeños pudieron morir por causas naturales y la Justicia ha ordenado que sea "liberada de custodia lo antes posible".

Actualidad 06/06/2023 Editor Editor

El destino ha cambiado para Kathleen Folbigg, una mujer australiana entró a prisión hace 20 años tras ser acusada de haber matado a sus cuatro bebes entre 1989 y 1999. Ha sido durante la madrugada de este lunes cuando las autoridades australianas han anunciado su indulto tras revisarse su caso a raíz de una investigación científica que vinculaba los decesos a fallos genéticos.

Este estudio, que data en 2020, estuvo coordinado por Carola García de Vinuesa, una inmunóloga española que se enteró del suceso gracias a que un antiguo estudiante suyo le llamara "para proponerle su investigación", tal y como ha informado esta mañana en una intervención para Onda Cero.

"En ese momento yo estaba en Australia frecuentando genomas humanos en búsqueda de enfermedades raras y le dije que sí, porque me habían referido un caso parecido del que encontramos la causa genética. Cuando vimos los informes, ya había indicios de que las muertes había sido naturales", explica la científica.

La mujer que no siente dolor físico, miedo o ansiedad gracias a una rara combinación de mutaciones genéticas
Vinuesa apunta que como en las pruebas no se encontraron signos de violencia, "la única proposición de la Fiscalía fue que la madre les había ahogado con la almohada". Una acusación "no válida", ya que "las dos niñas mayores ya tenían dientes y se hubieran dado lesiones en la zona interna del labio" si la causa de la muerte hubiera sido la asfixia.

En cuanto a la mutación genética que provocó la muerte de los bebés, la experta detalla que las niñas tenían "una mutación en el gen que codifica la calmodulina", lo que provocó en ambas una parada cardiaca. "La causa de la calmodulina es convincente. Se han hecho muchos estudios en países diferentes donde se ha llegado a la conclusión de que es una muerte letal". En los niños encontraron "dos mutaciones menos estudiadas" que estaban relacionadas con la epilepsia, trastorno cerebral por el que precisamente uno de ellos murió al sufrir un "ataque severo".

"Ha sido un caso trágico y desafortunado porque tenemos dos muertes diferentes en la familia", considera Vinuesa, a la vez que reconoce que se siente "contentísima y muy aliviada" por Folbigg, ya que "en la última revisión del caso se encontró una duda razonable" que ha permitido el indulto después de 20 años. "Ahora su caso se referirá a la Corte para que anulen la condena y se pueda decir que es inocente. Por suerte, este proceso administrativo es fácil", apunta.

Fuente: 20 minutos

Podría interesarte

Lo más visto