En Cuba, la persona viva más joven que participó en una elección libre tiene al menos 86 años.

Actualidad 29 de enero de 2021 Por Editor
Rosa María Payá Acevedo es una activista cubana en favor de la democracia. Su padre, candidato a la Presidencia, fue asesinado.



Mi nombre es María Rosa Payá, vengo de Cuba, un país donde la persona viva más joven que participó en una elección libre, tiene al menos 86 años. Ustedes lo leyeron bien, en mi país hace más de 70 años que no se realizan elecciones libres, justas y plurales. Un país secuestrado por la política, donde paradójicamente es imposible ejercer la política. Bueno, la política o cualquier otra expresión alternativa o diferente de la línea oficial.

Los Cubanos no pueden tener empresas privadas, viajar sin permiso. Tampoco existe un sólo medio de prensa legal que no sea propiedad del Estado. Tampoco pueden asociarse, ni siquiera para hacer arte, fuera del Estado.

De hecho, la Constitución Comunista impuesta en Cuba, prohíbe a los ciudadanos cambiar jamás el sistema de partido único. Y dice que ese partido, está por encima del Estado y la sociedad. Pero nada, puede estar por encima del ser humano, y mucho menos un partido. Por ello, es que miles de cubanos dentro y fuera de la isla, promovemos la iniciativa ciudadana "Cuba decide", para cambiar el sistema hacia la democracia y el reconocimiento de los DDHH. Y, entonces, poder tener por primera vez en décadas, elecciones libres.

Cuba decide es un esfuerzo nacional y global, para forzar al régimen cubano a hacer algo que nunca ha hecho en estos 60 años: Someterse a la voluntad soberana de la ciudadanía y dar paso al cambio.

¿Cómo? Como lo inventó la democracia. En las urnas. Aceptando un plebiscito vinculante para cambiar el sistema, pero con estrictas precondiciones democráticas.  

Por supuesto, los dictadores nunca quieren poner en riesgo su poder. El pueblo tiene que forzarlos y para ello son necesarias las protestas pacíficas, la lucha cívica no violenta. Este tipo de manifestación tiene lugar en Cuba casi todos los días. Todos los días también los cubanos son víctimas de represión. Hay muchos presos políticos, y los métodos de la policía política van desde las amenazas a los asesinatos. Así le pasó a mi padre, Osvaldo Payá, un líder opositor de la disidencia cubana que fue asesinado en un atentado perpetrado por el G2 de los hermanos Castro en el año 2012.

Por ello es tan importante el apoyo de la comunidad internacional para que alcen sus voces y protejan las vidas de quienes defienden pacíficamente la democracia. Por ello nuestra plataforma es cubana pero también internacional. Les pido su ayuda, y los invito a ser parte de Cuba decide, no sólo apelando a su solidaridad y altruismo, sino también por el bien de sus propios países. Porque el absoluto secuestro del derecho a decidir y participar de la ciudadanía en Cuba, ha traído consecuencias terribles para el desarrollo del pueblo cubano pero también ha impactado dolorosamente la paz, la estabilidad, la economía y la seguridad de otros países del hemisferio.

Los Castro llegaron al poder por las armas, en mi país, en 1959. Dijeron que iban a restaurar la democracia que se había roto 7 años antes. Pero, en su lugar, se aliaron a la URSS e instauraron el comunismo, aboliendo la iniciativa privada y persiguiendo a todo el que pensara diferente.

Como en realidad lo que hicieron fue acabar con la capacidad productiva del país, vivían parásitos de los soviéticos quienes los ayudaron a crear un poderoso aparato de inteligencia que es conocido como G2 pero que tiene el mismo entrenamiento que la KGB y con el cuál se infiltraron en toda América Latina. En organizaciones sociales pero también en criminales como las narcoterroristas. En el momento en que colapsó la unión soviética, ayudaron a formar el foro de Sao Pablo. Supuestamente para unir a las fuerzas de izquierda, pero lo primero que hicieron con ésta plataforma fue ayudar a Chávez a llegar al poder. El resto de la historia, lamentablemente, ustedes ya la saben.

El G2 cubano ocupó buena parte de los ministerios venezolanos, coordina la represión de los ciudadanos en ese país y cogobierna Venezuela en coordinación con el régimen de Maduro saqueando al pueblo venezolano.

Pero la injerencia no paró ahí. A Bolivia entraron cientos de agentes cubanos haciéndose pasar por médicos durante la presidencia de Evo Morales. De hecho, de 702 supuestos trabajadores de la salud cubanos en Bolivia, 497 no tenían título de médicos. 

En Nicaragua, los jóvenes secuestrados y detenidos durante las protestas denunciaron la presencia de agentes del G2 cubano en los centros de tortura.

La relación con el narcoterrorismo también es conocida. El gobierno de Colombia ha pedido varias veces a los Castro extraditar a los líderes del ELN pero éstos siguen teniendo santuario y protección en la Habana.

En el interior de la Isla, la situación se agrava. Cuba está en crisis. Las familias viven una profunda crisis humanitaria y también la vital intensificación de la represión política.

Es una crisis causada por la existencia misma de éste régimen corrupto y criminal y ahora está agravada a causa de la pandemia.

Editor

www.culred.com

Te puede interesar