La impresionante historia de la chica con "huesos de cristal" que al no conseguir trabajo se inventó uno

Actualidad 28 de enero de 2021 Por Editor
Fue diagnosticada con la enfermedad conocida como "huesos de cristal" pero nada la detuvo. Estudió contabilidad y se recibió con honores fuera de su país. Tras buscar desesperadamente trabajo se agotó y decidió emprender su propio camino

Cary Velazquez nació en 1990 y es la hermana menor de tres hijos. Al nacer fué diagnosticada con osteogénesis imperfecta. La enfermedad, conocida popularmente como "huesos de cristal", se produce por un defecto genético. Estos genes afectan la producción de colágeno en el cuerpo, una proteína que se encarga de fortalecer los huesos.
La afección en ocasiones puede ser moderada y solo producir algunas fracturas a lo largo de la vida del paciente pero, en los casos más graves, puede producir cientos de fracturas sin una causa aparente.

En la actualidad, la única terapia disponible consiste en el uso de medicamentos para fortalecer los huesos, fisioterapia y cirugía ortopédica.

Desde muy pequeña, Cary ha sufrido fracturas en todo su cuerpo lo que la llevó a tener que tomar home school, es decir educación integramente en su hogar, ya que no podía mantener vínculos sociales y la actividad que normalmente desarrollan los menores a esa edad.

A los 13 años, su hermana mayor le regaló su primer silla de ruedas especial, y tras tomar un examen de validación logró ingresar a la escuela para terminar los últimos años junto a otros jóvenes, pero recibiéndose con altos honores dadas sus calificaciones sobresalientes.

Cary no se detuvo, y decidió estudiar contabilidad en la Universidad pero también administración de empresas y Francés. Gracias a ello logró hacer un intercambio estudiantil en París junto a la Universidad de La Sorbona, donde finalmente se graduó también con honores.

Su fuerza de voluntad, inquebrantable, la empujó a salir en busca de un trabajo que le permitiera poner sus conocimientos al servicio de los demás. Fue inútil. Nadie la contactó pese a los innumerables emails que envió junto a su currículum solicitando trabajo.

Según sus propias palabras "encontrar inclusión laboral en Puerto Rico es imposible". 

Una tarde mirando youtube, Cary encontró un video de Talia Joy, una influencer que inspiraba en las redes sociales, contando el proceso de un cáncer y enseñando make up a sus cientos de miles de seguidores que la aclamaban a diario. Inspirada en su historia, Cary decidió tomar una vez más las riendas de su vida, estudiar maquillaje y trabajar de ello.

Hoy, Cary además de inspirar con su ejemplo, se ha convertido en una de las maquilladoras más destacadas de Puerto Rico.

Como verás, no hay excusa para no afrontar la vida con coraje.

Editor

www.culred.com

Te puede interesar