Un renombrado epidemiólogo advirtió: “El mundo está más cerca del comienzo que del final de la pandemia”

Actualidad 10 de agosto de 2021 Por Editor
Larry Brilliant, tecnólogo, filántropo y experto en enfermedades estadounidense alertó también que la variante Delta es quizás el virus más contagioso jamás registrado

El reconocido epidemiólogo estadounidense y ex investigador parte del equipo de la OMS que erradicó la viruela, luchó contra la gripe y la polio, doctor Larry Brilliant, afirmó que la pandemia de coronavirus está lejos de su fin, debido a que no hay vacunas disponibles para todos los países. “Creo que estamos más cerca del comienzo que del final de la pandemia, y eso no se debe a que la variante Delta que estamos viendo en este momento va a durar tanto, sino al surgimiento de otros linajes”, alertó.

El experto advirtió que aún no se ha inoculado a suficientes personas en todo el mundo contra el COVID-19. En una entrevista que le brindó a la señal televisiva CNBC, explicó: “Sólo el 15% de las personas en el mundo han sido inmunizadas y algunos países ni siquiera han vacunado al cinco por ciento de sus habitantes”.

Brilliant se refirió también a la temida variante Delta que ya es la predominante en varios países, entre ellos Estados Unidos: “Tratamos con un virus que tiene un período de incubación de tres días y medio y cada caso condujo a ocho más con un crecimiento exponencial. Este es quizás el virus más contagioso que hemos visto en nuestra memoria viva, esa es la mala noticia”.

El prestigioso médico estadounidense ya había calificado en marzo de 2020 al brote de coronavirus como “la pandemia más peligrosa de nuestra era”.

Sin embargo, resaltó: “La buena noticia es que las vacunas están retrasando el daño que causa. Las vacunas de ARN mensajero, la vacuna de J&J (Johnson & Johnson) en particular, nos prometieron 95 % de eficacia y ofrecen respuestas incluso mejores que esta cifra, si se mantiene la definición de eficacia en cuanto a que nos mantiene a salvo, manteniéndonos fuera del hospital y manteniéndonos con vida. Sin embargo, hay otros dos tipos de eficacia y eso es evitar que contraigamos la enfermedad y que la contagiemos. La variante Delta deprime a esos dos extremos de la cadena de eficacia. Buenas noticias para mantenernos a salvo y saludables y no tan buenas noticias sobre contagiosidad y propagación”.

El epidemiólogo advirtió que la razón por la que llamamos al COVID-19 como “un virus para siempre” es que se convertirá en algo así como la influenza, que también es un virus para siempre. “No significa que ocupará nuestra atención y quitará todo el oxígeno del aire y dominará la conversación pública para siempre”, evaluó.

Ante la pregunta de la periodista de la CNBC de a qué le atribuye que hemos empezado a ver en los últimos días números de casos tanto en el Reino Unido e India de la variante Delta cayendo repentinamente, Brilliant respondió: “Nuestros modelos predicen esta misma tendencia en San Francisco, Nueva York. Una curva epidémica subiendo y bajando muy rápidamente y si eso resulta ser cierto, cumplirá con lo postulado por la ciencia que dice que esta enfermedad es tan contagiosa y es tan rápida para infectar a todo el mundo que incluso incluyendo que algunas personas vacunadas también están infectadas, básicamente, se quedan sin candidatos a infectar muy rápidamente, lo que puede significar que se trata de un fenómeno de seis meses en un país en lugar de un fenómeno de dos años”.

“Pero advierto a la gente que esta es la variante Delta y no se agotan las letras griegas, por lo que puede haber más por venir. Esta puede ser rápida y se está extendiendo rápidamente, pero la siguiente puede tener una característica diferente”, resaltó.

El mundo lucha por contener la variante Delta desde que se descubrió por primera vez en septiembre de 2020 en el estado de Maharashtra, el segundo estado más poblado de India y donde se encuentra Mumbai. Las autoridades sanitarias indias etiquetaron la variante como “doble mutante” porque porta dos mutaciones: L452R y E484Q. Ambas mutaciones ocurren en partes clave del virus que le permiten ingresar e infectar células humanas. En los EE. UU., La variante Delta, incluidos sus subtipos, actualmente representa más del 90 por ciento de todos los nuevos casos diarios.

Los casos reportados diariamente en el Reino Unido, sobre una base de promedio móvil de siete días, cayeron de un pico de alrededor de 47.700 reportados el 21 de julio a alrededor de 26.000 contagiados el último jueves, según estadísticas compiladas por la base de datos en línea Our World in Data.

En India, el promedio móvil de siete días de casos reportados diarios se ha mantenido por debajo de 50.000 desde finales de junio, muy por debajo del pico de más de 390.000 por día en mayo, mostraron los datos.

Consultada por Infobae sobre la proyección del epidemiólogo Larry Brilliant, Laura Palermo, doctora en virología argentina que vive en los Estados Unidos, especialista en la historia de las enfermedades y profesora en el Hunter College de Nueva York, comentó: “Me parece un poco prematuro decir eso. Si bien en algunos paises solo el 1.1% de la poblacion está vacunada, globalmente un 30% de la población fue inoculada con al menos una dosis. Las vacunas disponibles son efectivas y con una cooperación internacional en términos de campañas de vacunación se podría reducir la transmisión del nuevo coronavirus”.

Según advirtió recientemente a Infobae el virólogo Víctor Romanowski, vicepresidente de la Sociedad Argentina de Virología (SAV), director del Laboratorio de Virología Molecular en el IBBM-Fac. de Cs. Exactas (UNLP/CONICET): “Un experimento a cielo abierto lo estamos viendo en Estados Unidos, donde hay un grupo de personas que están vacunadas y otro grupo muy grande de población que no están inmunizadas, quienes no quisieron acceder a la vacuna. Es importante aclarar que la eficacia se determina en ensayos clínicos. Lo que estamos viendo en estos momentos es la efectividad de las vacunas en el territorio, es decir en el mundo real. Es muy distinto pensar en la efectividad de una vacuna para impedir que se infecte una persona tenga síntomas a evaluar su efectividad para impedir que esa persona que tiene síntomas termine necesitando una hospitalización o tener eventualmente un desenlace fatal”.

“Se ven mayores diferencias cuando se analiza la protección que brindan las vacunas para evitar la enfermedad sintomática causada por las distintas variantes. Pero cuando nos movemos hacia el objetivo de reducir el riesgo de hospitalización y, eventualmente, de una enfermedad severa que conduzca a la muerte, la mayoría de las vacunas exhibe porcentajes de efectividad mayores y cercanos frente a diferentes variantes”, concluyó.

Fuente: Infobae

Podría interesarte:

Editor

www.culred.com

Te puede interesar