(VIDEO) Una activista vegana acusa a los clientes de un local de comida rápida de ser "abusadores de animales"

Actualidad 05 de julio de 2021 Por Editor
Durante la protesta realizada en un establecimiento de KFC de Australia, Tash Peterson afirmó que los animales sufren "el mayor y más largo holocausto de la historia".

La activista vegana Tash Peterson encabezó una protesta en un local de la cadena de comida rápida KFC en Melbourne (Australia), donde arrojó tinta roja en el suelo, simulando sangre, y acusó a los consumidores de ser "abusadores de animales".

Según el video publicado el 3 de julio por la fundadora de la organización 'Tell Them the Truth' en sus redes sociales, la mujer llegó al establecimiento vestida con un pantalón y camiseta blancos, botas negras y mascarilla, todo manchado con sangre falsa. Junto a ella había otros activistas que reproducían audios de animales quejándose de dolor.

Una vez adentro, con un megáfono, Peterson empezó a criticar "el mayor y más largo holocausto de la historia" que se da en las "industrias cárnica, láctea y de huevo". "Los animales no humanos son esclavizados en prisiones de concentración donde son sometidos a violación, tortura, abuso y mutilación antes de ser enviados a fábricas de asesinato donde son brutalmente asesinados de bebés", afirmó la activista.

"Si no eres vegano, eres un abusador de animales. Abolir la esclavitud animal, poner fin al holocausto animal", agregó.

Luego, acusó a KFC de matar "a bebés de seis semanas que son encadenados por las patas, electrocutados en una bañera y degollados", a la vez que aseguró que "muchos de ellos están completamente conscientes cuando sus gargantas son cortadas". 

Mientras tanto, uno de los comensales le contestó: "No es de extrañar por qué la gente odia a los veganos".

La llegada de la policía
Mientras Peterson realizaba su protesta, agentes arribaron al local y le pidieron que se retire, ya que había tenido "suficiente tiempo" para dar su punto de vista.

"Ahí están los cuerpos de seres asesinados, justo detrás de ti, y tienes un problema con un poco de sangre falsa en el suelo", respondió la activista. 

Esta no fue la primera protesta de similares características que encabeza Peterson, quien en mayo pasado recibió la prohibición de ingresar a todos los locales de Australia Occidental, ante la posibilidad de ser sancionada con una multa de 10.000 dólares australianos (unos 7.500 dólares estadounidenses).

Además, en diciembre de 2020 protagonizó un altercado en un centro comercial de la ciudad australiana de Perth, donde se pronunció frente a una carnicería, igualmente, con ropa manchada de rojo, como si fuese sangre, y sosteniendo una cabeza de cerdo.

Fuente: rt

Editor

www.culred.com

Te puede interesar