Vive adentro del Cristo Redentor: "Estar acá es un regalo de Dios"

Pablo Cardoso nació en la provincia de Buenos Aires, pero hace 15 años que reside en Brasil, más específicamente, dentro de una de las siete maravillas del mundo.

General 21/06/2023 Editor Editor

Pablo Cardoso es argentina y vive adentro del Cristo Redentor, el histórico monumento que se encuentra a más de 700 metros de altura del nivel del mar y está ubicado en Río de Janeiro, Brasil: "Vivir acá es un regalo de Dios".
El Cristo redentor es considerado como una de las siete maravillas del mundo moderno. Con un peso total de 1.445 toneladas y 38 metros de altura, el ícono religioso está localizado en el Parque Nacional da Tijuca en Río de Janeiro y simboliza a Jesús de Nazaret.

En él vive una persona e, irónicamente, es argentino. Pablo Cardoso tiene su casa debajo del brazo izquierdo del Cristo Redentor y desde hace 15 años que reside en Brasil, a pesar de ser un argentino oriundo de la provincia de Buenos Aires. Oficia en el día a día como restaurador y guarda del monumento, el cual es visitado por brasileños y turistas de todo el mundo, en un número que varía entre los 5.000 y los 15.000 espectadores diarios.

En declaraciones con Jornal Hoje, uno de los noticieros de la TV Globo de Brasil, el individuo contó cómo llegó a vivir en el Cristo Redentor: "Vengo de una familia que sufría necesidades básicas, iba a la iglesia y a través de organizaciones benéficas me ayudaban, y con esta ayuda que me daban en la iglesia podía prosperar, podía estudiar, y pude avanzar en la vida como ser humano".

"Estamos en el noveno piso, donde está el sagrado corazón de Jesucristo. Todo el monumento está cubierto de piedritas de jabón en forma de triángulo y cada una lleva el nombre de cada persona que donó para su construcción", detalló.

Con información de Ámbito 

Te puede interesar
NDZKWH57K5A33HJILSFWA6LPMQ

La niña de 11 años que quedó huérfana en el mar y pasó 84 horas a la deriva: ¿quién mató a su familia y por qué?

Editor
General 15/04/2024

Terry Jo Duperrault estaba durmiendo cuando en la cubierta del barco asesinaban a su familia. Minutos después, la embarcación se hundió frente a las costas de Florida, Estados Unidos. Ella logró escapar en un bote salvavidas, en el que naufragó durante cuatro días. Un rescate, un criminal, su móvil, un suicidio y las revelaciones de la víctima sesenta años después de la masacre.

Lo más visto