Guillermo Lasso, el banquero que derrotó a la izquierda correísta y es el nuevo presidente de Ecuador

General 11 de abril de 2021 Por Editor
Guillermo Lasso logró con éxito ampliar su base de votantes más allá de la derecha tradicional para superar este domingo a la izquierda correísta y al tercer intento convertirse en presidente de Ecuador.

Guillermo Lasso logró con éxito ampliar su base de votantes más allá de la derecha tradicional para superar este domingo a la izquierda correísta y al tercer intento convertirse en presidente de Ecuador.

Este domingo se impuso con una ventaja de cinco puntos porcentuales sobre Andrés Arauz, que concedió la derrota.
"Este es un día histórico, un día en que todos los ecuatorianos han decidido su futuro, han expresado con su voto la necesidad de cambio y el deseo de mejores días para todos", dijo Lasso ante sus simpatizantes reunidos en Guayaquil la noche del domingo.

Ya antes de la campaña había alertado de la compleja tarea que le espera.

"Recibiremos un país complicado, el gobierno nacional no tiene liquidez, apenas un saldo de US$400 millones en la reserva que representan apenas el 20% del gasto mensual del gobierno", dijo a BBC Mundo antes de la elección que ganó este domingo.

"Es, además, un gobierno con una deuda que llega al 63% del Producto Bruto Interno, a la que hay que añadirle atrasos de pagos con municipios, prefecturas, sistemas de seguridad social y con el Banco Central. Todo sumado le puedo decir a ojo de buen cubero, que la deuda llega a US$80.000 millones", añadió.

En el triunfo del exbanquero y empresario conservador de 65 años fue clave el descontento que genera el expresidente Rafael Correa, que patrocinaba a Arauz, entre los electores que no votaron por Lasso en la primera vuelta del 7 de febrero.

Pero su partido, el Movimiento Político Creando Oportunidades (CREO), tiene solo 12 legisladores en la Asamblea Nacional, a los que puede sumar los 19 de su aliado el Partido Social Cristiano. Enfrente tendrá al correísmo con 48 asambleístas, lo que le obligará a ciertas concesiones que comenzaron en la campaña.

"Por cada voto que consiguió abriendo su propuesta, yo creo que bajó en gobernabilidad, porque empezó a repartir el pastel a muchos comensales que, en el momento de gobernar, le van a pasar factura", dijo a BBC Mundo el analista Pedro Donoso.

Donoso añadió que el anticorreísmo como fuerza política tampoco es un grupo homogéneo y que Lasso deberá lidiar con intereses encontrados.
Lasso es un conocido banquero y empresario ecuatoriano que participa en distintos conglomerados financieros.

Suele referirse a un origen familiar humilde que lo llevó a comenzar a trabajar con 15 años en la Bolsa de Valores de su ciudad, Guayaquil. Así trata siempre de quitarse la etiqueta de banquero rico que no se preocupa de los más humildes.

Fue rápidamente escalando posiciones hasta convertirse en presidente del Banco de Guayaquil por casi 20 años. A comienzos de los 90, llegó a liderar la Asociación de Bancos Privados del Ecuador.

En agosto de 1999 fue nombrado ministro de Economía, pero debido a las diferencias que tuvo con el entonces presidente Jamil Mahuad sobre cómo manejar la economía del país, renunció un mes después.

Bajo el lema "emprendimiento, innovación y futuro", Lasso dijo en la campaña que respetará el acuerdo del país con el FMI (Fondo Monetario Internacional), excepto en un punto.
"Nosotros no vamos a desconocer el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Lo que no vamos a hacer es a subir el IVA", dijo refiriéndose a una polémica medida que busca aumentar la recaudación fiscal de un país con altos niveles de déficit y deuda pública.

Fuente: BBC 

Editor

www.culred.com

Te puede interesar