Expulsaron de un avión a un músico por su mal olor y murió 20 días después.

Curiosidades 09 de abril de 2021 Por Editor
El músico ruso había generado un caos en el vuelo por su mal olor y el piloto tuvo que aterrizar de emergencia. Tenía una grave infección.

A principios de junio ocurrió una situación llamativa en uno de los vuelos de la empresa Transavia Airlines: un pasajero subió con muy mal olor y las personas presionaron al piloto para que aterrizara de emergencia, ya que les era insoportable. El hombre, un músico ruso, murió 20 días después. Tenía una grave infección.

 
Los testigos dijeron que el hombre “apestaba como si no se hubiera bañado durante semanas”. “La gente vomitaba, cayó enferma (…) El hedor era gigantesco. El hombre olía fatal. Desde que llegó al pasillo, la gente comenzó a gritar y se puso a buscar pañuelos para tapar las nariz”, había relatado en su momento uno de los pasajeros.

El hombre en cuestión era el músico ruso Andrey Suchilin, que según confirmó una amiga, padecía una enfermedad. La mujer, Lydia Tikhonovich, también confirmó la muerte del músico por Facebook: “Andrey se ha ido”, escribió.

Según contó su amiga, poco después del incidente, el músico estuvo en cuidados intensivos y cayó en coma. Los médicos portugueses le practicaron varias cirugías pero no lograron detener la necrosis tisular. Finalmente, sus pulmones, corazón y riñones fallaron y Suchilin murió.

¿Qué es la necrosis?

Según la revista Sciencdirect.com, La necrosis cutánea (NC) consiste en la muerte celular de una porción del tejido. Cuando hay áreas extensas de muerte tisular debido a la falta de suministro de sangre, y presentan infección bacteriana asociada y descomposición, se denomina gangrena. Básicamente, la NC puede estar causada por agentes exógenos, infecciones o una oclusión vascular. La causa más frecuente es la oclusión vascular. Desde el punto de vista clínico la necrosis se presenta como áreas violáceas o negruzcas que generalmente terminan cubiertas por una escara. La escara consiste en una necrosis circunscrita del tejido que se presenta a modo de una placa de color negro, de límites netos, dura y adherida. El aspecto clínico de la NC per se no es específico de ninguna patología. Así pues, para establecer el diagnóstico, el contexto clínico del paciente –con los antecedentes patológicos, las enfermedades asociadas, otros síntomas sistémicos o cutáneos acompañantes y los datos de laboratorio– nos conduce a pensar en una enfermedad concreta en cada caso. Se trata de un proceso grave, puesto que la necrosis, una vez producida y desarrollada, es irreversible y el médico debe actuar con rapidez para determinar la causa y administrar el tratamiento adecuado en la medida de lo posible.

Editor

www.culred.com

Te puede interesar