Grupo terrorista mapuche pidió “organizar la resistencia armada” contra el gobierno de Gabriel Boric

General 14 de mayo de 2022 Por Editor
El líder de la CAM, Héctor Llaitul, rechazó el “estado de excepción intermedio” y pidió organizar una guerrilla contra el gobierno comunista.

El “diálogo” que alguna vez Boric le prometió a su ingenuo electorado ya quedó sepultado tras un baño de realidad. Luego de fallar en entablar una línea de comunicación directa con los líderes terroristas mapuches, ahora la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), principal grupo radical mapuche, llamó a pelear contra el Gobierno.

Héctor Llaitul, fundador de la CAM, llamó a “preparar fuerzas, a organizar la resistencia armada” ante la propuesta de la ministra del Interior Izkia Siches de de crear “un estado de excepción intermedio” para permitir que las Fuerzas Armadas controlen las rutas en la Macrozona Sur pero no ingresen en los territorios tomados, como sí lo hacían durante el gobierno de Piñera.

Siches creyó que esta medida serviría para apacigüar a los mapuches, pero solo logró escalar las tensiones. “Se viene el estado intermedio, que no es otra cosa que un nuevo estado de excepción. Es decir los milicos esbirros nuevamente desplegados por el Wallmapu custodiando los intereses del gran capital. Es la expresión en pleno de la dictadura militar que los mapuche hemos sufrido, dictadura que ahora asume el gobierno lacayo de Boric”, afirmó.

“A preparar las fuerzas, a organizar la resistencia armada por la autonomía del territorio y autonomía para la nación mapuche”, llamó Llaitul, en declaraciones para el diario mapuche Werken Noticias.

La violencia política en La Araucanía y otras regiones del sur la inauguró en 1997 la CAM con una serie de atentados terroristas. Desde entonces solo han crecido en fuerza. Todos los demás grupos radicales mapuches de la zona, son de hecho escisiones producto de quiebres internos a lo largo de los más de 20 años de operaciones terroristas. Ninguno de esos grupos acogió el llamado al diálogo que hizo el gobierno de Boric al asumir. Al revés, intensificaron sus accciones.

La crisis de seguridad se vio agravada en abril luego de que Boric no renovara el Estado de Excepción que rigió entre el 12 de octubre y el 26 de marzo, que había firmado Piñera. Distintos gremios de Camioneros debieron protestar y hacer una semana de huelga para obligar al Ejecutivo a presentar una acuerdo.

Los transportistas reclaman que son atacados en las rutas del país, por lo que no pueden trabajar y temen por sus vidas. El gobierno no tuvo mejor idea que proponer un “punto medio”: solo poner el estado de excepción en las rutas.

  

Ahora Boric quiere aprobar este proyecto de excepción intermedia en el Congreso de manera exprés, pero el rechazo de los mapuches casi que asegura que el Partido Comunista, las viudas de Boric, votarán en contra.

Lo irónico es que un proyecto similar ya había sido presentado por Piñera, en 2019, para responder a los ataques de grupos de estudiantes radicalizados después del “estallido social” de octubre de ese año.

En aquél entonces, se logró aprobar en el Senado pero fue derribado en Diputados. Entre otros, votaron contra dicha iniciativa los por entonces diputados Gabriel Boric, Giorgio Jackson, Camila Vallejo, Maya Fernández y Manuel Monsalve, todos funcionarios del actual gobierno.

Fuente: Derecha diario

PODRÍA INTERESARTE:

Editor

www.culred.com

Te puede interesar