La espeluznante declaración del adolescente que mató a sus papás porque le quitaron la PlayStation

General 18 de febrero de 2022 Por Editor
Un alarmante caso de asesinato tiene en vilo a España. Un adolescente de 15 años asesinó a sus padres y a su hermano de 10 años tras una discusión en la que su madre amenazó con quitarle el PlayStation.

El joven disparó con una escopeta y tuvo los cuerpos en casa por tres días, hasta que un familiar alertó a las autoridades. Además del impactante caso, dio un frío testimonio sobre cómo decidió matar a sus padres y hermano y cómo ejecutó el crimen. “Me dijo que era un vago, que ya estaba bien y que me iba a quitar la consola. Subí a mi habitación, me puse a pensar y agarré la escopeta”, dijo el chico a las autoridades.

El crimen
El hecho ocurrió el pasado martes 8 de febrero en la zona rural de Elche, a 20 kilómetros de la ciudad de Alicante, en España, pero no fue sino hasta el viernes 11 cuando las autoridades descubrieron los cuerpos. Según reveló el diario laSexta, de España, el adolescente afirmó que discutió con su madre por sus malas calificaciones. La mujer lo amenazó con quitarle su consola de videojuegos hasta que mejorara en la escuela.

"Me dijo que era un vago, que ya estaba bien y que me iba a quitar la consola. Subí a mi habitación, me puse a pensar y agarré la escopeta", dijo el joven, según publicó el diario citado. El crudo relato del adolescente señala que fue en busca de la escopeta de cartuchos calibre 12 que utilizaba su padre para actividades de caza. Aunque el arma estaba encerrada, la llave estaba visible para todos.

Según narró, disparó contra su madre mientras ella estaba en la cocina. Le dio un tiro por la espalda y luego otro disparo. Luego, le disparó a su hermano, quien intentó escapar del lugar. "Disparé dos veces a mi madre cuando estaba en la cocina. Un tiro por la espalda y luego la rematé. Mi hermano intentó escapar, pero salí detrás de él y lo cacé antes", sostuvo.

También decidió asesinar a su padre, quien no se encontraba en casa: "Esperé a mi padre cuatro o cinco horas y le disparé al llegar", contó con frialdad. Asesinó a su madre con dos tiros, a su hermano con uno y a su padre con tres, según el diario laSexta.

Los cuerpos, ocultos
Pero el terrible crimen del menor de 15 años no terminó allí, ya que decidió esconder los cuerpos de su familia en el sótano e intentar seguir con su vida normal. Según laSexta, el chico les dijo a algunos de sus amigos que tenía covid-19 y por eso permanecía en casa, mientras escondía los cuerpos. "Me quedé sin saber qué hacer y decidí llevar los cuerpos al cobertizo", contó.

Tuvo los cadáveres de su madre, padre y hermano ocultos durante tres días, hasta que finalmente una tía, hermana de su madre, llegó a la casa a preguntar por el paradero de los familiares. "No fue hasta el viernes por la tarde cuando el adolescente confesó los hechos después de que una vecina y una hermana de su madre acudieran a la vivienda por falta de noticias de la familia. Fueron ellas quienes dieron aviso a las autoridades", narró el medio citado.

El futuro del asesino
El joven fue capturado el viernes y dio su declaración a la Policía ante la fiscalía de menores. Dejó en vilo a las autoridades por la frialdad de su relato y “el nivel de desapego hacia las víctimas”. Ahora, permanece en un centro para menores. Sin embargo, responderá bajo la Ley del Menor, que no establece una pena en prisión sino una medida de internamiento.

Según laSexta, tendría que permanecer internado cinco años y podría tener otros tres años de libertad vigilada. También se le impondrían medidas como cursos y programas formativos.

Editor

www.culred.com

Te puede interesar