Joe Biden advirtió con dureza a Vladimir Putin por Ucrania, pero Rusia denunció la histeria de EE.UU.

Actualidad 13 de febrero de 2022 Por Editor
Le dijo que si Rusia ataca, habrá “un sufrimiento humano generalizado”. Putín le reprochó que no entendía porque se brinda información falsa sobre una invasión

Una hora y dos minutos para intentar enfriar el clima de guerra pero no se pudo. El presidente estadounidense Joe Biden y el ruso Vladimir Putin hablaron por teléfono este sábado ante la creciente tensión sobre Ucrania y la denuncia de la Casa Blanca sobre una “inminente” invasión de Rusia a territorio ucraniano. Pero no hubo cambios sustanciales.

La tensión no cedió tras la comunicación: según la Casa Blanca, Biden le advirtió a Putin que, si Rusia lanza una invasión, "provocará un sufrimiento humano generalizado" y que Estados Unidos y sus aliados responderán "de forma decisiva". El Kremlin replicó que Estados Unidos busca sembrar "histeria" falseando información.

Todo parece quedar en punto muerto. Según un funcionario de Biden, la llamada "no produjo ningún cambio fundamental" en la dinámica de las últimas semanas de conflicto. Y que una acción militar sigue siendo una posibilidad real, ya que no hay señales de desescalada militar en el terreno. ​

La comunicación comenzó a las 11.04, hora local (las 13.04 de Argentina) y se extendió hasta las 12.06. Se dio horas después de que Estados Unidos ordenara la evacuación de la mayor parte de los empleados estadounidenses de su embajada en Kiev, la capital ucraniana, y que Rusia informara también que tomaría una medida similar. La última comunicación bilateral había sucedido en diciembre.

También sucedió luego de que este sábado Estados Unidos ordenase la retirada “por precaución” de casi todos los soldados que tenía desplegados en Ucrania, según anunció el Pentágono. Y que se decidiera trasladar a 160 efectivos de la Guarida Nacional de Florida que asesoraban a las fuerzas ucranianas.

Según un comunicado de la Casa Blanca difundido tras la llamada, Biden "dejó claro" a Putin que, si hay una invasión a Ucrania, "Estados Unidos junto a sus aliados y socios responderán de forma decisiva e impondrá costos rápidos y severos" sobre Rusia.

Además, Biden reiteró que una posible invasión "provocaría amplio sufrimiento humano generalizado y debilitaría la posición de Rusia". 

El comunicado señaló también que Biden fue "claro" con el presidente Putin de que se manejan todas las opciones: "Si bien Estados Unidos sigue preparado para participar en la diplomacia, en plena coordinación con nuestros aliados y socios, estamos igualmente preparados para otros escenarios".

​El Kremlin respondió a través del asesor presidencial Yuri Ushakov. Dijo que Putin le dijo a Biden que Moscú no entiende por qué EE.UU. brinda información falsa sobre supuestos planes de invasion.


"Los estadounidenses aumentan artificialmente la histeria en torno a la supuesta planeada invasión rusa, mencionan las fechas de esta invasión y paralelamente con sus aliados hinchan los músculos militares de Ucrania", declaró Ushakov.

Según el asesor de Putin, "con el acompañamiento de las afirmaciones sobre la invasión, se crean las premisas para acciones posiblemente provocativas de las Fuerzas Armadas ucranianas". Agregó que "la situación fue llevada al absurdo" en las  últimas horas. Este incremento de la tensión "se realizó de manera coordinada  la histeria alcanzó su apogeo", denunció.

Putin quería que la llamada telefónica tuviera lugar el lunes, pero Biden presionó para que se llevara a cabo antes, ya que la inteligencia estadounidense alertó a la Casa Blanca sobre señales de que Rusia pronto podría invadir Ucrania, según informó el viernes Jake Sullivan, el Asesor de Seguridad Nacional.

El funcionario estadounidense encendió las alarmas cuando dijo que Rusia puede invadir Ucrania “en cualquier momento”, incluso durante los Juegos Olímpicos de invierno que se desarrollan en China.

Además, Estados Unidos pidió a sus ciudadanos, en sintonía con varios de sus aliados occidentales, que abandonen la potencial zona de conflicto en las próximas horas.

Bombardeos y misiles

Sullivan dijo en una conferencia de prensa que reportes de inteligencia alertaban que la ofensiva de Rusia sobre Ucrania comenzaría probablemente con “bombardeos aéreos y ataques con misiles” que “matarán a civiles sin importar su nacionalidad”.

También dijo que otra alternativa es “un ataque aéreo rápido sobre Kiev”. No dijo que vaya efectivamente a ocurrir. Habló de “posibilidades” y “riesgo suficientemente alto” de que sucedan. Anunció, además, el envío de otros 3.000 soldados a Polonia.

Sullivan aclaró que con esto “no está diciendo” que el presidente ruso, Vladimir Putin haya tomado ya la decisión de invadir territorio ucraniano, agregó.

Sin embargo, esta nueva situación aceleró la comunicación entre Biden y Putin y también de otros líderes.

Poco antes de esa llamada, el ruso y su par francés, Emmanuel Macron, hablaron este sábado durante una hora y 40 minutos.

Putin y Macron conversaron sobre la manera de avanzar en los acuerdos de paz de Minsk, firmados hace siete años por Kiev y los separatistas del este de Ucrania bajo el amparo de Rusia, Francia y Alemania, dijo el Eliseo.

Rusia tiene más de 100.000 soldados junto a las fronteras con Ucrania y realiza maniobras militares en la vecina Bielorrusia, pero niega insistentemente que tenga intención de lanzar una ofensiva contra el país vecino.


Washington, corresponsal

CB​

Clarín

Editor

www.culred.com

Te puede interesar