“¡Esta no es la Iglesia de Dios!”: el grito destemplado en plena audiencia general en el Vaticano y la respuesta del papa Francisco

General 02 de febrero de 2022 Por Editor
La catequesis del líder católico fue interrumpida por una persona que reclamaba contra el uso de mascarillas

Un hombre interrumpió a gritos la audiencia general que estaba celebrando el papa Francisco este miércoles en el Vaticano y fue desalojado por las autoridades de la Santa Sede.

Durante la tradicional audiencia de los miércoles, a la que asistieron miles de personas, un hombre de entre 40 y 50 años comenzó a gritar en inglés interrumpiendo al Papa, que estaba leyendo su catequesis en el aula Pablo VI.

El hombre, visiblemente alterado, gritaba contra el uso de las mascarillas en la Iglesia y contra el pontífice, aunque no se escuchó con claridad, pero sí se apreció que se quitó la protección facial (de uso obligatorio) delante de los presentes.


El hombre gritó durante la catequesis del Papa (Reuters)
 
“Esta no es la Iglesia de Dios”, dijo en inglés, agitando una mascarilla negra, entre otras frases que no llegaron a entenderse.

Finalmente fue acompañado afuera de la sala sin mostrar resistencia por miembros de la Gendarmería vaticana.

El individuo estaba sentado solo en la parte trasera de la sala de audiencias, lejos de la sección donde estaba sentada la mayoría de la gente, y sus gritos fueron escuchados por Francisco, que levantó la mirada mientras leía la catequesis.

Posteriormente, el Papa se refirió al tema: “Hace unos minutos hemos oído a una persona que gritaba, que chillaba, que tenía algún problema, no sé si físico, psicológico o espiritual, pero es un hermano nuestro que tiene un problema”.

Y agregó: “Me gustaría terminar rezando por él, por nuestro hermano que está sufriendo, pobre hombre, porque si estaba gritando es porque está sufriendo. Hay algo que necesita. No seamos sordos a las necesidades de este hermano. Recemos juntos a la Virgen por él”.

Al término de la catequesis, Francisco también mandó un mensaje sobre los Juegos Olímpicos de Invierno, que comenzarán el viernes en Beijing. “Deseo a los organizadores el mejor de los éxitos y a los atletas que den lo mejor de sí”, recordó el pontífice, subrayando cómo “el deporte, con su lenguaje universal, puede tender puentes de amistad y solidaridad entre personas y pueblos de todas las culturas y religiones”.

(Con información de EFE y Reuters)

Editor

www.culred.com

Te puede interesar