Un pescado y dos refrescos. El premio para un deportista cubano que indigna

General 27 de septiembre de 2021 Por Editor

Un pescado, dos pomos de refresco gaseado, una botella de ron y piezas de artesanía.

Ese fue el premio que recibió el campeón olímpico de boxeo Julio César La Cruz en su visita a la Empresa Pesquera Industrial del municipio de Santa Cruz del Sur (EPISUR), según un reportaje televisivo de la prensa cubana.

Este agasajo forma parte del recibimiento al medallista de oro en la división del peso pesado en Tokio donde gritó Patria o Muerte para ganarse la simpatía del régimen de la isla.


Natural de Camagüey, La Cruz se llevó su segundo título en los Juegos de Verano tras imponerse también en la edición de Río de Janeiro 2016.

En el país asiático derrotó en la final al ruso Muslim Gadzhimagomedov, pero en los cuartos de final enfrentó a Enmanuel Reyes Pla, un púgil nacido en La Habana que compitió por España.

Apodado ‘El Profeta’’, Reyes Pla cayó ante La Cruz que luego de llevarse el veredicto se dirigió a la esquina del ring y animado por un pequeño grupo en las gradas gritó “Patria y Vida no, Patria o Muerte, Venceremos”, como respuesta a declaraciones que hizo antes del combate su antiguo compañero de equipo en contra de la represión en Cuba.

Otros miembros de la delegación antillana como el titular de lucha grecorromana Luis Alberto Orta, ganador de la primera presea dorada para Cuba en Tokio, y la medallista de plata en judo Idalys Ortiz recibieron reconocimientos en sus localidades en Arroyo Naranjo, La Habana, y de Candelaria, Artemisa, respectivamente.

A mediados de agosto, un episodio similar a este de La Cruz tuvo como protagonista a Ronnis Álvarez, quien ganó la corona en el clasificatorio panamericano juvenil de boxeo y al regresar de la competencia en Guadalajara, México, le ofrecieron un pastel y una despensa.

Sosteniendo su medalla frente a una mesa con salchichas, aceite, viandas y jabón, el joven prospecto agradeció el premio portando una playera roja sin mangas en la cual se distinguía la bandera cubana.

En pocos días, el pequeño evento se volvió viral en redes sociales, obteniendo decenas de comentarios y la atención de medios de prensa internacionales.

Fuente: Nuevo Herlad

Editor

www.culred.com

Te puede interesar