Expertos de la Universidad de Harvard avisan de cómo fortalecer tu sistema inmune

General 24 de agosto de 2021 Por Editor
Llevar un estilo de vida saludable es vital para tener un sistema inmune que pueda defender el cuerpo contra las enfermedades

Tener un sistema inmunológico en perfecto estado es factor clave ante la delicada situación sanitaria que nos está tocando vivir. Conscientes de la importancia del sistema inmune, expertos de la Universidad de Harvard han elaborado un informe sobre la importancia de mantener nuestro cuerpo protegido de forma natural.

Los alimentos son una pieza fundamental a la hora de tener un correcto sistema inmune. Estos cuentan con una diversidad de propiedades vitamínicas y minerales que nos ayudan a tener más energía, una mejor circulación sanguínea, nos proporciona fortaleza en nuestro sistema óseo, nos aportan protección reforzando el sistema inmune y evitando infecciones, entre otros aportes saludables para nuestro organismo.   

El cuerpo trabaja mejor cuanto mejor nutrido está, sin embargo, también debemos de tener en cuenta diferentes factores externos con los que debemos acabar si queremos sentirnos más protegidos. Estas son las estrategias saludables establecidas por la Universidad de Harvard para evitar contratiempos en la salud:

No fumar.
Seguir una dieta rica en frutas y verduras.
Hacer ejercicio de forma diaria.
Estar en un peso saludable.
No consumir alcohol.
Descansar lo suficiente.
Tomar medidas para evitar infecciones.
Minimizar el estrés.
Cómo mantener un buen sistema inmune
 
En tiempos de Covid-19 tener un sistema inmune en perfecto estado no es una tontería, por lo que comer de forma saludable es imprescindible. Estudios científicos realizados con animales ponen en evidencia que las deficiencias de algunos micronutrientes, tales como zinc, selenio, hierro, cobre, ácido fólico y vitaminas A, B6, C y E, alteran las respuestas inmunes.

Si bien es cierto que no hay pruebas científicas que avalen la influencia de la alimentación sobre la respuesta inmune, parece claro que aportar al organismo nutrientes esenciales, tales como vitaminas y minerales, contribuye a su mejor funcionamiento general.

Si tenemos una alimentación no adecuada llena de excesos y un alto consumo de alimentos sintéticos, enlatados u otros que aportan pocos nutrientes es considerado uno de los factores en que nuestro sistema inmune se verá débil o alterado. 

Por su parte, desde la OMS coinciden con la Universidad de Harvard en el consumo de comida saludable y recomiendan la ingesta mínima de 400 g diarios de frutas y verduras (excluidas las patatas y otros tubérculos feculentos) para prevenir enfermedades crónicas como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes o la obesidad, así como para prevenir y mitigar carencias de micronutrientes.

La importancia del ejercicio físico según la Universidad de Harvard
 
Hacer ejercicio de forma regular es otro de los grandes pilares de un buen sistema inmune. Hacerlo de forma regulada puede aportarnos una mejora en la salud cardiovascular, disminuye la presión arterial, ayuda a controlar el peso corporal y protege contra enfermedades

Según como explican los expertos de la Universidad de Harvard: “Al igual que una dieta saludable, el ejercicio puede contribuir a una buena salud general y, por lo tanto, a un sistema inmunológico saludable. Puede contribuir aún más directamente al promover una buena circulación, lo que permite que las células y las sustancias del sistema inmunitario se muevan libremente por el cuerpo y hagan su trabajo de manera eficiente”.

Fuente: todo disca

Podría interesarte:

Editor

www.culred.com

Te puede interesar