"Los vientos". El cuento de Vargas Llosa que revoluciona las redes. Descárgalo gratis aquí

Cuando el autor peruano se separó de Isabel Preysler se dijo que este texto había anunciado esa distancia, con palabras durísimas. Ahora, Leamos lo ofrece, por primera vez como libro electrónico de acceso libre. Se lee en cualquier teléfono, tablet o computadora.

General 09/02/2023 Editor Editor

Nos gusta el chisme, nos encanta leer entre las líneas de cualquier ficción claves de la vida de su autor, miserias apenas disfrazadas, rencores más o menos disimulados. Así leímos Los vientos, el cuento que Mario Vargas Llosa escribió en 2020 y en el que parecía hablar -¿dos años antes de que ocurriera?- de su separación con la mediática Isabel Preysler. Con palabras durísimas. “Fue un enamoramiento de la pichula, no del corazón”, decía ahí. Y también: “Ya me olvidé del nombre de aquella mujer por la que abandoné a Carmencita; volverá a mi memoria, sin duda, aunque, si no volviera, tampoco me importaría. Nunca la quise.”

El Premio Nobel peruano, que es un caballero, negó que ese relato -que Leamos publica ahora en exclusiva como libro electrónico- tuviera algo que ver con su última pareja: “Nunca jamás en la vida se me hubiera ocurrido ridiculizar a Isabel. En esa época yo me llevaba muy bien con ella”, dijo a los medios. ¿Es así? Después de todo, una de las grandes novelas de Vargas Llosa, La tía Julia y el escribidor -una verdadera clase de escritura- tiene que ver con su primer matrimonio: a los 19 años Mario Vargas Llosa -en la novela, “Marito”- se enamoró de su tía Julia Urquidi y se casó con ella.

[”Los vientos”, de Mario Vargas Llosa, se puede descargar gratis de Bajalibros clickeando acá.]

Dicho esto, hay que decir que Los vientos es mucho más que el arrepentimiento por abandonar a su mujer de toda la vida e, incluso, más que esa osadía de tener como protagonista a un hombre viejo que va largando sus vientos (sus gases, sus pedos) y llega hasta la escatología: “En el sueñecito de la avenida del Pintor Rosales se me había salido la caca, y no me importaba tampoco”.

Con información de Infobae

VER MÁS

Te puede interesar
Lo más visto
ec5bff70-c8fc-11ee-8c88-f52553799a97

“Mi cerebro funciona como una computadora que tiene el monitor apagado”: el médico que tiene afantasía, la condición que le impide a las personas soñar

Editor
19/02/2024

A primera vista esta trillada expresión popular parece una verdad incontrovertible, pues quién al posar su cabeza sobre la almohada o al cerrar los ojos en su puesto de trabajo o en el bus no ha terminado transportado, como por arte de magia, a una paradisíaca playa o se ha visto anotando un gol en el Mundial de Fútbol junto a su estrella más admirada.