Sorpresa: no encuentran ADN de atún en los sándwiches de atún de Subway

General 08 de julio de 2021 Por Editor
El asunto empezó en enero con la queja de dos usuarias. Ahora, una periodista envió un par de sándwiches para que les realizaran el ADN. Resultado: no tienen atún.

La historia comienza en enero de este año. Y decía así. La cadena de restaurantes de comida rápida Subway tendrá que explicar a un tribunal de California la composición de uno de sus famosos bocadillos después de que dos residentes, Karen Dhanowa y Nilima Amin, denunciaran que el atún que utilizan como ingrediente en realidad no es pescado.

En su demanda alegan que lo que Subway anuncia como "atún" es en verdad "una mezcla de varios brebajes que no constituyen atún y que se han mezclado para imitar su apariencia".

Tal afirmación, que la compañía ha negado tajantemente, se formuló después de realizar "pruebas de laboratorio que no encontraron restos de atún en las muestras" y que tratan de determinar de qué está hecha la sustancia, aseguró el abogado de la acusación.

La demanda se presentó en una Corte de California y salió a la luz después de que el diario The Washington Post se hiciera eco de la misma.

Después del revuelo montado por la noticia, pues Subway es una cadena muy popular en Estados Unidos con presencia en otros países, un portavoz de la compañía calificó las acusaciones de "poco fundamentadas".

"Simplemente no hay verdad en las acusaciones de la denuncia que se presentó en California. Subway entrega atún 100 % cocido a sus restaurantes, que se mezcla con mayonesa y se utiliza en sándwiches recién hechos, 'wraps' y ensaladas que nuestros clientes disfrutan", afirmó la compañía en un comunicado.

Además, la empresa consideró que la denuncia afectará negativamente a los locales franquiciados de la cadena de bocadillos y a los pequeños propietarios de cada negocio.

Sin embargo, el abogado que presentó la demanda, Alex Brown, insiste en que ningún responsable de Subway especificó la composición del ingrediente cuando fueron contactados para preguntar "qué vendían", al no encontrar rastros de "atún ni de proteína de pescado".

No es la primera vez que un ingrediente de Subway se pone en entredicho, pues en octubre del 2020 la Corte Suprema de Irlanda consideró que el pan de sus menús no podía considerarse "técnicamente pan" por su alto contenido en azúcar.

La nueva investigación
Y a​hora, a fines de junio, viene la segunda parte del caso.

La periodista Julia Carmel, del diario New York Times, hizo una investigación sobre el famoso sándwich de atún de Subway. 

Pidió dos de ellos, congeló la carne y la envió a un laboratorio que buscó el ADN. La base es que 15 especies en total que se pueden catalogar como atún. Subway afirma que usa dos de ellas: barrilete y el de aleta amarilla o claro.

Después de realizar las pruebas el laboratorio informó que no encontró ninguna de las 15 especies de atún en los sándwiches. Su contenido "no tiene nada que ver con el atún".

Los investigadores del Times sugieren que hay dos motivos por los que el laboratorio no ha podido identificar el atún: al cocinar el pescado podrían haber desnaturalizado el ADN o bien el proveedor de atún de Subway ha etiquetado mal la carne que vende.

Subway salió a responder nuevamente: "Un informe reciente del New York Times indica que las pruebas de ADN son una metodología poco confiable para identificar el atún procesado. Las pruebas de ADN simplemente no son una forma confiable de identificar proteínas desnaturalizadas, como el atún de Subway, que se cocinó antes de ser probado".

La empresa de sandwiches agregó: "Los resultados de la prueba del New York Times no es un método confiable de determinar si la muestra es atún o no, porque las pruebas de ADN de atún procesado no siempre son concluyentes dado que la cocción y el envasado descomponen los fragmentos de ADN. En este sentido, la conclusión de "no detección" en realidad solo significa que la prueba fue inadecuada para determinar el tipo de proteína, es decir, el problema está en la prueba, no con el atún".

Agencia EFE y otros.

Editor

www.culred.com

Te puede interesar