Es profesor del "curso de genialidad" en Yale y enumera los 14 hábitos que podrían cambiar tu vida

Curiosidades 23 de abril de 2021 Por Editor
Ludwig van Beethoven tenía problemas para sumar y nunca aprendió a multiplicar o dividir.

Ludwig van Beethoven tenía problemas para sumar y nunca aprendió a multiplicar o dividir. Pablo Picasso no sabía el abecedario, Walt Disney se quedaba dormido en clase y a Virgina Woolf ni siquiera le permitieron ir a la escuela, a pesar de que a sus hermanos los mandaron a Cambridge. A Charles Darwin le iba tan mal en los estudios que su padre llegó a decir que sería una vergüenza para la familia y Albert Einstein se graduó en física cuarto en su generación... de un total de cinco alumnos.


Cada uno de ellos no estaría a la altura de los estándares académicos actuales y, aún así, todos han pasado a la historia por su genialidad en las artes o la ciencia.

Incluso muchos de los genios de la actualidad -como Bill Gates, Bob Dylan o Oprah Winfrey- abandonaron sus estudios e igual alcanzaron el éxito y reconocimiento en sus respectivas áreas.
"El coeficiente intelectual y las notas académicas están sobrevalorados", le dice a BBC Mundo el doctor en musicología estadounidense Craig Wright, quien lleva más de dos décadas estudiando a las personas más brillantes de la historia y el presente.

Wright acaba de publicar el libro The Hidden Habits of Genius: Beyond Talent, IQ, and Grit—Unlocking the Secrets of Greatness ("Los hábitos ocultos de los genios: más allá del talento, el coeficiente intelectual y el coraje, desvelando los secretos de la grandeza"), donde detalla 14 rasgos que tienen en común los genios.

Resulta ser que en este listado tampoco están otras características usualmente asociadas a los logros excepcionales de la humanidad, como tener un enorme talento.

La definición de genialidad varía según "a quién le preguntes y cuándo", reconoce Wright.
Pero si hoy le preguntas a él te dirá que "un genio es una persona con poderes mentales extraordinarios cuyos originales trabajos o conceptos cambian a la sociedad de alguna forma significativa para bien o para mal en todas las culturas y a lo largo del tiempo".

Incluso desarrolló una "fórmula de la genialidad", que es: G=SxNxD.

Esto quiere decir que la genialidad (G) es igual a cuán significativo (S) es su impacto o cambio, multiplicado por el número (N) de personas impactadas y por su duración (D) en el tiempo.
En otras palabras, para Wright los mayores genios son aquellos que producen el mayor impacto en la mayor cantidad de gente y por mayor tiempo.

En los años que lleva dictando el llamado "curso de genialidad" en la Universidad de Yale, Wright ha visto cómo los estudiantes fruncen el ceño al escucharle decir que la cantante pop Lady Gaga es un ejemplo contemporáneo de genialidad o, por el contrario, que el deportista con más medallas olímpicas en la historia, el nadador Michael Phelps, no lo es.

También ha sido testigo de cómo la amplia mayoría de sus alumnos levanta la mano cuando en la primera clase les pregunta quiénes desearían ser genios y, luego, al finalizar el curso, solo unos pocos lo siguen queriendo.

Los 14 hábitos o rasgos de personalidad de los genios, según Craig Wright

1. Ética de trabajo
2. Resiliencia
3. Originalidad
4. Imaginación como la de un niño
5. Curiosidad insaciable
6. Pasión
7. Inadaptación creativa
8. Rebeldía
9. Pensamiento que atraviesa fronteras (o ser como el zorro)
10. Acción contraria o pensar lo opuesto
11. Preparación
12. Obsesión
13. Relajación
14. Concentración

Fuente: Con información de la BBC 

Editor

www.culred.com

Te puede interesar