La melatonina no es la solución para el insomnio, incluso lo puede empeorar

General 04 de febrero de 2022 Por Editor
La melatonina, conocida coma la 'hormona vampiro' o la 'hormona de la oscuridad' actúa como una dosis de 'puesta de sol' al engañar a tu cuerpo para que sienta que es hora de dormir.

Es uno de los suplementos que más se vende (sobre todo desde que llegó la pandemia) ya que nos ayuda a establecer el ritmo circadiano o reloj biológico natural, y le dice al cuerpo que es hora de relajarse para dormir.

Sin embargo, a medida que aumenta el uso de la melatonina, también aumentan las preocupaciones de los expertos sobre su seguridad y los efectos a largo plazo. La buena noticia: a corto plazo, al menos, es poco probable que la melatonina haga daño.

Si bien es cierto que tomada en el momento correcto y en la dosis adecuada, la melatonina es segura y puede reparar un horario de sueño alterado por el desfase horario, tras un fin de semana de quedarse despierto hasta tarde o cuando hay ciertos trastornos del ritmo circadiano, el problema surge cuando se toma en el momento equivocado o te excedes. Entonces puede cambiar tu reloj biológico en la dirección equivocada y causar más problemas que beneficios.

"El efecto de este suplemento tanto en la latencia del sueño (la rapidez con que alguien se queda dormido) como en el tiempo total de sueño es mínimo", según recoge WebMD. Las evidencias muestran que tomar una pastilla de melatonina antes de acostarse parece reducir solo un promedio de 7 a 12 minutos el tiempo que los insomnes pasan dando vueltas. Y, aunque algunas personas dicen sentirse más descansadas después de tomar melatonina, los datos objetivos no siempre respaldan las conclusiones.

Aún peor es el efecto que produce tomar demasiada melatonina. Si te pasas (se estima que la dosis óptima para regular el sueño está entre 2,5 y 3 miligramos al día) puede tener el efecto opuesto al buscado.

Es decir, que puede llegar a dificultar el sueño porque tus ritmos circadianos normales se verán interrumpidos. "Una sobredosis también puede hacerte sentir aturdido y adormecido durante el día y causar pesadillas o sueños extremadamente vívidos por la noche", tal y como publica Healthline.

Así lo explica a WebMD el psicólogo Michael Breus, especialista en trastornos del sueño: "Si bien el uso a corto plazo de melatonina en adultos generalmente se considera seguro, tomar demasiado puede provocar pesadillas y aturdimiento al día siguiente".

Para Sabra Abbott, profesora de Neurología en la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, en Chigago (EEUU): "El efecto secundario más común que me informan los pacientes es que sus sueños se vuelven mucho más vívidos”, señala en The New York Times Los científicos no están seguros de por qué ocurre esto.

Bhanu Prakash Kolla, profesor asociado de psiquiatría y consultor del Centro de Medicina del Sueño de la Clínica Mayo también ha visto pacientes que tienen pesadillas o sueños perturbadores, algo que también es usual con los somníferos. “En ese caso, hay que intentar reducir la dosis”, apunta al mismo medio. “O, si es demasiado problemático, parar”.

Como ocurre con la mayoría de las fármacos, las dosis elevadas de melatonina también pueden interactuar con otros medicamentos y hacer que algunos sean menos efectivos, incluidos los fármacos para la presión arterial alta y, potencialmente, las píldoras anticonceptivas. Y algunas investigaciones han sugerido que puede hacer que las personas con trastornos convulsivos sean más propensas a tenerlos, por lo que siempre hay que consultar con un médico antes de tomar estos suplementos.

En los niños, tomar demasiada melatonina puede provocar náuseas, diarrea, dolores de cabeza, cambios de humor, somnolencia prolongada al día siguiente y enuresis nocturna.

Según los especialistas, “existe una nueva tendencia, sobre todo en padres y madres jóvenes, para lograr que sus niños y bebés concilien el sueño. Se trata del uso de melatonina, una hormona producida por el cuerpo para regular el ciclo día-noche, cuyo uso farmacológico indiscriminado, sin supervisión médica, puede alterar este proceso, pudiendo a largo plazo, provocar incluso más problemas para dormir”, comenta Karina Rosso, neuropedriatra especialista en sueño de Clínica Somno, en Chile.

Para evitar estos efectos secundarios es importante entender que la melatonina no funciona igual para todos ni es válido para todos los tipos de insomnio. En adultos con relojes corporales alterados por una razón u otra, y para los niños insomnes con autismo y TDAH, vale la pena intentarlo, siempre que sea un médico quien lo aconseje porque muchas personas lo toman justo antes de acostarse como si fuera una pastilla para dormir. Sin embargo, esto no es tan sencillo ya que la melatonina es un regulador del sueño, no un iniciador del sueño.

Para comprender de la llamada 'hormona de la oscuridad' es fundamental saber dónde se produce, en dos lugares distintos del organismo, y cómo actúa:

La glándula pineal situada en el cerebro (melatonina pineal, la relacionada con el sueño).
Y la que se sintetiza en los órganos y tejidos del organismo (melatonina extrapineal), que tendría efectos antioxidantes y antiinflamatorios sobre las células.
La melatonina pineal es la más conocida por su efecto regulador del sueño/vigilia y de reparación del reloj biológico. Pero esto no significa que induzca el sueño como si fuera un fármaco hipnótico, sino que regula las señales de alerta junto a los ritmos circadianos para avisar de que es hora del descanso.

Por eso, como explica Darío Acuña, catedrático de Fisiología de la Universidad de Granada y director del Instituto Internacional de Melatonina en declaraciones a CuidatePlus, para garantizar la efectividad de la melatonina siempre “conviene estudiar el cronotipo de la persona para ajustar la dosis y establecer la hora adecuada en que debe administrarse”. En principio descarta la recomendación general de tomar melatonina media hora antes de acostarse sin conocer las características del paciente, “de la misma manera que no recetaríamos insulina a un diabético sin saber qué clase de diabetes padece”.

Consejo: Lo mejor es tomar melatonina bajo prescripción. De hecho, los expertos recomiendan encarecidamente que la gente consulte a su médico o a un especialista del sueño antes de tomar melatonina, en parte porque este suplemento no aborda muchos problemas de salud subyacentes que pueden estar perturbando el sueño. La ansiedad puede causar insomnio, al igual que otras enfermedades potencialmente graves, como la apnea del sueño, el síndrome de las piernas inquietas o trastornos del estado de ánimo como la depresión, que pueden requerir tratamiento médico.

Asimismo, la dosis y hora de administración depende de muchos factores, incluyendo el cronotipo, que hay que tener en cuenta para que su uso sea efectivo. Muchas veces, la incorrecta pauta de administración de melatonina hace que sea inefectiva.

Y por último, es importante elegir bien la marca (no todas son iguales), consensuar con el médico la dosis correcta (se suele comenzar con una dosis baja y aumentarla solo si no hay resultados), el momento ideal para tomarla (aproximadamente una hora antes de acostarse) y una vez que se haya regulado el sueño, dejar de tomarla.

Yahoo news

Editor

www.culred.com

Te puede interesar