Insomnes en Hong Kong pagan por tomar un viaje de 5 horas en autobús “a ninguna parte” para dormir un poco

Mundo 01 de diciembre de 2021 Por Editor
Ofrece comodidades como tapones para los oídos o protectores para los ojos. Su precio es de 12 y 51 dólares dependiendo de qué parte del bus escojan

Dormir bien puede ser difícil de conseguir. Tan difícil, de hecho, que la gente de Hong Kong está pagando para dormir en paz. La gente está tomando viajes en autobús a ninguna parte solo para pasar unas horas de descanso y parece que vale la pena.

Screenshot_20211201-093422_Instagram

En lugar de quedarse sin carga, la gente está pagando hasta 51 dólares para viajar en autobús a ninguna parte. Según Insider, un autobús turístico de dos pisos recorre a los cansados residentes de Hong Kong que buscan descansar un poco durante cinco horas. El viaje se extiende por 85 kilómetros y cuesta 12 dólares para los asientos en el piso inferior y 51 dólares para el superior. Sin embargo, seamos honestos; si vas a tomar una siesta, ¿realmente necesitas una vista?

AFP fue la primera en informar sobre el autobús, cuyo operador también administra un servicio de turismo tradicional. Los pasajeros pueden traer todas las comodidades que necesiten, incluidos tapones para los oídos y protectores para los ojos.

El viaje en autobús a ninguna parte fue creado por Frankie Chow, presidente de Ulu Travel. Dijo que creó una ruta con semáforos mínimos para que los pasajeros no fueran despertados por el autobús que arranca y se detiene con frecuencia.

Le dijo a la AFP que esperaba atender a dos grupos específicos cuando creó el viaje en autobús: personas con insomnio y personas que quieren ver los lugares de interés pero que no lo han hecho debido a las restricciones relacionadas con COVID.

“Creo que todos han experimentado no poder dormir en casa, pero pueden dormir muy profundamente en un autobús cuando el autobús se balancea y vibra”, dijo a la AFP un pasajero llamado Ho Wai .

“Todos los habitantes de Hong Kong tienen estrés por el trabajo, por pagar un piso, por la vida, y ahora no podemos viajar. Con todo este estrés acumulado, creo que muchos hongkoneses no están durmiendo bien”, agregó.

Su compañero de viaje, Matthew Chick, dijo que había tenido problemas para dormir en las últimas semanas y decidió darle una oportunidad al viaje.

Pero luchó por apartar los ojos de la vista.

“El clima de hoy es demasiado bueno para dormir”, dijo a la AFP el joven de 29 años.

Hong Kong tiene una política de COVID-cero, por lo que es una de las ciudades más restringidas hasta el día de hoy. Como resultado, viajar ha sido difícil para la gente y este autobús ofrece un buen descanso.

La estrategia ha mantenido bajas las infecciones, pero ha asegurado que un centro de negocios que se autodenomina “la ciudad mundial de Asia” haya quedado aislado durante los últimos 20 meses.

“En el pasado, iba al aeropuerto (para viajar) todos los meses”, dijo a la AFP un pasajero que se negó a dar su nombre.

“Además de dormir, este tour también nos da la sensación de viajar”, agregó.

Fuente: infobae

Editor

www.culred.com

Te puede interesar