Zizek afirma que Gates y Soros luchan contra las consecuencias del capitalismo con 'remedios' que "no curan la enfermedad, sino la prolongan"

General 30 de julio de 2021 Por Editor
"La rutina de estos multimillonarios es nada más que una mentira", escribió el filósofo esloveno, agregando que combinan en su vida "la explotación especulativa" y "las preocupaciones humanitarias vacías sobre las consecuencias catastróficas de las cuales su capitalismo despiadado es responsable en primer lugar".

El filósofo cultural Slavoj Zizek escribió en un artículo de opinión para RT que los multimillonarios como Bill Gates y George Soros tratan de luchar contra las consecuencias del capitalismo con 'remedios' que solo agravan la situación.

"La rutina de estos multimillonarios es nada más que una mentira: la explotación especulativa seguida por las preocupaciones humanitarias vacías sobre las consecuencias catastróficas de las cuales su capitalismo despiadado es responsable en primer lugar", afirmó el filósofo esloveno.

En ese contexto, escribió que la humanidad se enfrenta a "la pobreza horrible, la fealdad horrible, la inanición horrible". "En consecuencia, con intenciones admirables —aunque mal dirigidas— se imponen muy seriamente y sentimentalmente la tarea de remediar los males que ven", indicó, agregando que estas acciones "no curan la enfermedad: simplemente la prolongan" y son "parte de esta enfermedad".

"El único enemigo somos nosotros mismos"

El filósofo recordó que una vez vio una chocolatina laxante, cuyo fabricante alentó a comer más de ella para hacer frente a estreñimiento, "es decir, consumir la misma cosa que causa estreñimiento". "La misma estructura de 'chocolatina laxante' es también lo que hace a las figuras como Bill Gates o George Soros tan problemáticas éticamente: ¿no representan la explotación especulativa financiera más despiadada combinada con su contra-agente, la preocupación humanitaria sobre las consecuencias sociales catastróficas de la economía de mercado desenfrenada?", preguntó.

Zizek afirmó que nos encontramos en una crisis muy seria. "No estamos en una guerra (aún), pero probablemente estamos en algo aún más peligroso: no estamos luchando contra un enemigo, el único enemigo somos nosotros mismos, las consecuencias destructivas de la productividad capitalista", concluyó.

Fuente: rt

Editor

www.culred.com

Te puede interesar